Por Luis Aranguren
30 noviembre, 2020

Mujeres y ancianos suelen ser los principales afectados según la Universidad de Oxford, por lo que recomiendan de vez en cuando comerse sus carnitas.

La alimentación al igual que casi todo lo relacionado con el bienestar humano es algo complicado que debemos estudiar progresivamente. Nunca hay una respuesta definitiva, y un estilo de vida no es por mucho mejor que otro.

Es por eso que mucho experimentamos con algunos tipos de comidas, vemos su efecto e intentamos la que sea mejor para nuestro organismo.

Freepik

En los últimos años, por tema de consciencia animal y salud, ha aumentado la cantidad de personas que se han unido al veganismo. Esto tiene como fin una alimentación alejada de productos cárnicos y sus derivados.

Asegurando que se puede tener una alimentación balanceada y saludable de ese modo, siempre que se coman distintos tipos de alimentos.

Unplash

Pero una investigación hecha por la Universidad de Oxford, reveló que el riesgo e sufrir fracturas de cadera es mayor en quienes no consumen carne. Para llegar a esta conclusión, se realizó el estudio en más de 50 mil británicos alrededor de dos décadas.

El resultado fue que no está bien renunciar por completo a la carne y al pescado, quienes lo habían hecho eran 43% más propensos a tener estos males en sus huesos. Las personas con mayores riesgos son mujeres y ancianos.

“Las mayores diferencias se produjeron en las fracturas de cadera, donde el riesgo en los veganos era 2,3 veces mayor que en las personas que comían carne, lo que equivale a 15 casos más por cada 1.000 personas”.

–Dra. Tammy Tong, epidemiologa nutricional de Oxford dijo a BMC Magazine

Y es que se estima que tan solo en Reino Unido hay más de 76 mil casos de caderas rotas al año, por lo que recomiendan no detener su consumo.

Getty Images

Si bien pueden disminuir la cantidad de productos cárnicos que consumen al mes, deben seguir haciéndolo pues es fundamental en la fortaleza de sus huesos. Este estudio comenzó en el 2000, año en el que se supervisó la dieta de los participantes y luego en 2010 se hizo otro chequeo.

Aunque a muchos les parezca difícil de creer, ellos aseguran que los patrones eran repetitivos y es que el Índice de Masa Corporal (IMC) era mucho más bajo en los veganos y vegetarianos.

Unplash

La doctora Tammy Tong alega que esto se debe a la falta de calcio y proteínas, que si bien pueden obtenerlo de otros alimentos no contiene la misma constitución. Así que lo mejor para todos es ir al nutricionista, para que les recomiende una dieta acorde con su cuerpo.

Getty Images

Recuerden que dejar de comer algo o comerlo en exceso, puede ser dañino a menos que no los recomiende un especialista de la salud.