Por Javiera Oliden
11 octubre, 2017

El momento en que lo aprietan, algo murió en mi interior.

Todos conocemos a uno. Una persona que a pesar del impulso natural de querer ignorar la mera existencia de las espinillas tenía una fijación horrible e imparable con reventarlas. No le importaba que además de que muchos lo consideraran asqueroso y que también fuera aún peor para su piel que las espinillas en sí. Simplemente no podía detenerse. Y parece que alguien así debe existir en la pastelería de Malasia The Cakescape, porque crearon una invención dedicada a todos aquellos que sufrían de esta compulsión.

Porque decidieron llevar lo interactivo a otro nivel, y venden un pastel al que se le pueden reventar los puntos negros.

Es tan horrible como suena.

@thecakescape

Lo tiene todo, el colorante rojo por la infección, un borde negro, y hasta la muy realista punta blanca. No queda claro si es un punto negro o una espinilla, o una abominación que mezcla ambas para que las arcadas que provoca sean el doble de intensas.

@thecakescape

La cosa se pone peor.

@thecakescape

Porque lo que de cerca ya eran horribles granos que no solo se ven repugnantes si no que te recuerdan lo peor de la adolescencia…

@thecakescape

Se aprietan.

@thecakescape

Y se revientan y quedan así

@thecakescape

Según Mashable, aunque el pastel comenzó como una curiosidad,  las personas de la pastelería les dijeron que ya llevan más de 20 órdenes de este pastel en el año, y que siguen aumentando. La gente más que nada lo compra por el shock que produce, dijeron, sorprendiendo a nadie. Y son todavía más los que han visto el video del pastel en acción, con alguien reventándole los granos.

Pimple Popper Cake

Posted by The Cakescape, Kuala Lumpur on Tuesday, October 10, 2017

¿Qué te parece este pastel, reventarías sus granos?