Por Cristofer García
13 enero, 2022

En las calles de Caracas, capital de Venezuela, miembros de la organización Regala una Sonrisa le obsequiaron un detalle especiales a los más vulnerables. “Tratamos de escucharlos, abrazarlos y que se sientan bien, por lo menos un momento”, dijo Andrés Parra, uno de los voluntarios.

La Navidad es una festividad donde lo más importante es estar rodeado de familiares, amigos y allegados, porque se trata de disfrutar de la compañía de las personas que se quiere. Una cálida cena y estar en casa es en plan perfecto, pero lamentablemente no todos cuentan con este privilegio.

Venezuela es un país que actualmente pasa por una emergencia humanitaria que ha obligado a muchas familias a no poder tener lo necesario para la cena navideña. Pero un caso peor es el de las personas que viven en situación de calle, que deben lidiar con esta terrible condición en medio de un día de alegría como este.

Efe

Es por ello que la organización Regala una Sonrisa (@regalaunjajaja) salió por las calles de Caracas, capital del país, para repartir comida a aquellas personas más vulnerables y así pudieran disfrutar de una cena durante estas fiestas, con su campaña “Ningún venezolano sin su hallaca esta Nochebuena”.

Según reseñó la agencia de noticias Efe, la organización se dedicó a repartir cientos de platos navideños tradicionales de esta nación, pero además de beneficiar a aquellos sin hogar, también llegaron hasta las personas que se encuentran en pobreza extrema o quienes pasan estas fechas solos.

Efe

La operación contó con la participación de alrededor de 20 voluntarios, que recorrieron las calles de la capital en búsqueda de esas personas con mayor necesidad. Esto fue posible gracias a las donaciones de emprendedores y personas particulares.

“Cuando vives una realidad tan compleja como la que vive Venezuela, donde situaciones negativas nos abundan, y descubres que hay gente que realmente la está pasando peor que tú, tus problemas se ponen chiquiticos“, dijo Francisco Soares, presidente de la organización.

Efe

A esta iniciativa se han sumado muchas personas con ganas de dejarle una sonrisa a aquellos que no la pasan bien para estas festividades. Así lo hace Andrés Parra, un paramédico de profesión que estuvo repartiendo los platos navideños juntos a más voluntarios.

Efe

“Trato de darles una noche digna, una noche de felicidad. Escucharlos, abrazarlos y que se sientan bien, por lo menos un momento“, expresó Parra.