Por Lucas Rodríguez
9 abril, 2019

La marca intentaba promover sus patitos de resurrección apelando a una tradicional canción y cuentos. Pero los usuarios de redes sociales no quisieron oír sus razones.

Cuando pensamos en patitos, lo que se nos viene a la cabeza es su suave pelaje amarillo, su torpeza y la línea que forman por instinto detrás de su madre pata. Pero para algunas personas, al parecer lo que inspiran los patitos es uno de los conflictos sociales más horrendos de la humanidad. 

AnimalsBirds.com

Esto fue el escándalo que le estalló en la cara a la marca inglesa de supermercados y productos para el hogar Waitrose. Con el motivo de la próxima pascua de resurrección, la marca lanzó una serie de tres patitos de chocolate, pensados para esta celebración. 

Los tres patitos son de distintos favores: chocolate blanco, café y negro. Cada uno viene con un nombre que rima con los anteriores: “Crispy”, “Fluffy” y “Ugly” (algo así como “Crujiente”, “Algodonado” y “Feo”)

Twitter: livia a. aliberti

El que el tercero de los patitos fuera llamado “Feo” causó la indignación de algunas personas, quienes se lanzaron a Redes Sociales para boicotear a la marca. Su problema fue que el Patito Feo coincidiera con el chocolate negro. Lo acusaron de racista. 

Lo que los cibernautas no se detuvieron a considerar, es el origen del nombre: se trata del cuento de hadas tradicional “El patito feo”, escrito por el poeta danés Hans Cristian Andersen. En este cuento, un patito que tiene un plumaje más oscuro que sus hermanos se siente rechazado, para finalmente descubrir que no era un pato, sino que un cisne. 

Twitter: livia a. aliberti

Crujiente, algodonado y feo. Trío de patitos en los chocolates de Waitrose. Feo es el oscuro a la derecha. Escuché a una mujer decir ‘esto no está bien’. Estoy de acuerdo. ¿por qué el negro es ‘Feo’?

–Livia a. aliberti por Twitter

Waitorse terminó retirando el producto durante un tiempo y disculpándose. A pesar de esto, el Daily Mail asegura que muchos usuarios de redes sociales se mostraron en desacuerdo, diciendo que Waitrose se estaba dejando chantajear por un exceso de corrección política. 

Twitter: livia a. aliberti

¿Qué creen ustedes? ¿Hizo lo correcto la marca, o cedió ante la presión de una masa ignorante y violenta?