Por Lucas Rodríguez
2 octubre, 2019

Cafés helados llenos de misterios y dulce, al igual que nuestros personajes favoritos.

Hay algunas películas que logran conseguir tanta fama, tanto seguidores y sobrevivir tan bien al paso del tiempo, que se transforman en clásicos de todas las épocas. De estas no hay muchas, pero una subcategoría aun más pequeña es la de las películas que se transforman en sinónimo de ciertas épocas o momentos del año. Mi pobre Angelito controla las transmisiones navideñas, pero hay otra que logró volverse sinónimo de otro día especial con una potencia, que ninguna otra le puede hacer competencia en este ámbito. 

Estamos hablando de «El Mundo de Jack» y su absoluta dominación de Halloween, al punto de que ya son prácticamente sinónimos. Hace mucho tiempo que no vemos aparecer una película sobre el día de los muertos. La razón es obvia: temen competir contra el musical animado y espeluznante por excelencia.

Para los fanáticos de esta aventura tan oscura como adorable (que sabemos que no son pocos), Starbucks ha abierto la posibilidad de rendir tributo a la que es la obra sinónimo del día de los muertos. Cada mes, la marca de cafés rápidos más consumida y popular del mundo lanza al mercado distintas versiones de sus cafés, especialmente los irresistibles Frapuccinos, la variedad dulce y helada que los convirtió en el fenómeno que son hoy en día. 

La versión de Halloween no tiene nada que ver con algo que esté ocurriendo hoy. Su inspiración recae en 1993, el año que Tim Burton logró llevar a la pantalla grande sus obsesiones y talento para la animación stop-motion, dando origen al clásico de Halloween que todos amamos.

@kelsalyn

El primero es el Frapuccino de Jack. Para crearlo, debes ordenar lo siguiente: el frapuccino de calabaza como base, un shot de espresso, goteo de Mocha a los costados, crema batida sobre el café y semillas de Java. Al igual que su personaje, el de Sally es un poco más complejo. Necesitarás: gotas de caramelo en la taza a las que les añadirás un frapuccino de semillas de vainilla mezclados con té de matcha, a esto le debes agregar crema batida, salsa de frutilla y también frutillas deshidratadas y congeladas.

@bizinatch

Combinado con un buen disfraz de Jack o Sally Skellington, estos frapuccinos te transformarán en el centro de atención de cualquier fiesta de Halloween. Aparte que estamos seguros de que si hubiera existido en los 90s, Tim Burton habría sido un fanático de los frapuccinos, agregándolos de alguna manera a los gustos de sus personajes más queridos.