Por Lucas Rodríguez
7 enero, 2021

El “Veganuary Challenge” invita a todas las personas del mundo a alimentarse de solo plantas por el primer mes del año. Aceptarlo podría ser una gran resolución para comenzar el nuevo siglo.

Si pensamos hace solo un par de años, digamos, unos diez, era raro conocer a alguien que mantuviera una dieta vegetariana; para qué decir, una vegana. La mayoría de nosotros no estaba demasiado interesado en esas cosas, por lo que si hacíamos una barbacoa y llegaba alguien con verduras para tirar a la parrilla, todos lo mirábamos raro. Hoy en día, lo raro es más bien no tener a nadie que tenga una dieta alternativa dentro de la reunión social que sea. 

Unsplash – Foto Referencial

Esto queda más patente aun, cuando miramos la cantidad de personas que dan su apoyo públicamente a esta manera de alimentarse y de vivir. El veganismo hoy es mucho más que una elección de dieta: es una manera de ordenar las elecciones que dan por resultado nuestra vida. 

Unsplash – Foto Referencial

Si cruzamos esto con las famosas (y bastante burladas) resoluciones de año nuevo, tenemos que en este primer mes del 2021, hay más entusiastas que nunca para partir el siglo con una dieta que no implique la muerte de animales.

Unsplash – Foto Referencial

De acuerdo a los datos de The Guardian, ya son 500 mil las personas que se han comprometido al Veganuary Challenge, un reto que busca motivar a las personas a renunciar a la carne durante enero. De acuerdo a sus números, ya van 50 mil personas comprometidas en Alemania, 80 mil en los Estados Unidos y más importante aun, 150 mil en Latinoamérica. 

Unsplash – Foto Referencial

Estos números son muy importantes, en cuanto significan un aumento de casi el 50% en relación a las cifras que se manejaban el año pasado.

Unsplash – Foto Referencial

Es cierto que comprometerse a algo anónimamente y por Internet, no asegura que se vaya a cumplir a cabalidad. Pero al menos demuestra que esta opción de dieta y vida “alternativa” está dejando de serlo, para convertirse en una opción cada vez más popular y apoyada por miles de personas en todo el mundo. 

Unsplash – Foto Referencial

Entre los muchos beneficios que se señalan a una dieta vegetariana, quizás el más destacado sea el que es una de las maneras individuales en las que uno puede hacer la mayor diferencia en la lucha contra el cambio climático. Otras personas lo hacen por razones de salud, señalando que la carne de animal es muy pesada para el cuerpo y viene cargada de componentes que nos serán muy dañinos al largo plazo. La compasión por los animales es otra de las razones de mayor peso para hacer esta elección. 

Sea cual sea la razón, algo que signifique una motivación al esfuerzo y el trabajo, siempre será algo positivo.