Por Florencia Lara
7 junio, 2022

Kanghua Renv, mas conocido en España como Reset, reemplazó la crema de vainilla de las galletas oreos por dentrífico, para jugarle una “broma” a un indigente. Ahora verá las consecuencias.

Los creadores de contenido de redes sociales, sea YouTube, Instagram o TikTok, deben estar todo el día pensado en qué crear con tal de entretener a su público. Lo que el influencer ReSet no se percató cuando creó un video para YouTube, es que molestar a un indigente no era una broma divertida para los cibernautas y hoy deberá pagar las consecuencias.

ReSet

Era el año 2016, y el youtuber Kanghua Renv, mas conocido como ReSet, ya acumulaba más de 1,1 millones de suscriptores en su canal. Para tener aún más seguidores, el joven decidió crear un clip donde la hacía una “broma” a un mendigo de las calles de Barcelona, España, gesto que fue sumamente criticado.

ReSet, salió a pasear, con un paquete que tenía dentro 25 dólares, y otro con galletas oreos, las cuales le daría a alguna persona en situación de calle que estuviese por el lugar.  Pero, lo que el futuro “afortunado” no sabía, es que recibiría galletas cuyo relleno de vainilla había sido reemplazado por pasta de dientes a manera de “broma”.

ReSet

En aquel mismo registro, a pesar de que los usuarios criticaron al influencer, él justificó su acción diciendo que le hizo un favor al mendigo ya que probablemente no “lavaba sus dientes porque que es pobre”, según sus palabras.

Georghe, el indigente afectado por la broma de ReSet, después de casi 6 años, por fin obtuvo justicia. La corte de España dictaminó que el youtuber deberá pagarle  21 mil dólares al indigente, y además cerrar su canal de YouTube por 5 años, por el delito de atentar contra la integridad moral.

ReSet

Como si eso fuese poco, Kanghua Renv fue condenado a cumplir una condena de 15 meses en prisión por la humillación provocada a Georghe. Pero, es probable que esta medida quede sin efecto, puesto que la defensa del youtuber intentará revocarla.

Aunque se le dio la orden a ReSet de cerrar el canal que alguna vez lo hizo famoso, los cibernautas, luego de que el influencer le diera dentífrico a un vagabundo, comenzaron a dejar de seguirlo en masa, para mostrar su desapruebo a la broma de mal gusto.