Por Teresa Donoso
22 noviembre, 2016

Porque es NORMAL.

Los pezones son una pequeña protuberancia que tanto mujeres como hombres tenemos en el pecho. Usualmente no hablamos mucho de ellos y lo que sabemos de esta parte de nuestro cuerpo se reduce a que, en el caso de las mujeres, sirve para amamantar bebés y que usualmente puede ser una zona erógena. Aunque a veces (por alguna razón que no comprendo) es considerado tabú hablar de los pezones de forma abierta, lo único que logramos con esa actitud es generar mayor curiosidad y desinformación al respecto.

Por esa razón, y porque consideramos que es crucial que conozcas tu cuerpo, te presentamos esta útil lista de cosas que quizás no sabías sobre tus pezones y que deberías anotar y jamás olvidar. La información fue corroborada a través de Cosmopolitan con el doctor Seth Rankin de LDC.

1. Es normal tener pelos aquí


En serio, no hay nada malo con ellos. Si te molestan te los puedes quitar, en todo caso. En esta área, como en el resto de nuestro cuerpo, tenemos folículos capilares, lo que hace posible que crezca vello de forma natural.


2. No existe un color «normal» de pezón

Puedes tener pezones de color rosa claro o más oscuros o completamente diferentes a los de tu mamá o tu mejor amiga. Además, los pezones también pueden cambiar de color durante tu vida, especialmente durante el embarazo.


3. Los piercings en los pezones no son completamente malos

Siempre y cuando vayas a un lugar con una higiene apropiada y seas capaz de cuidar del pezón muy bien hasta que se sane. Eso sí, cuidado, porque esta etapa de recuperación puede llegar a durar meses.


4. Los pezones se pueden infectar

Especialmente si eres mujer y estás amamantando. Los conductos a través de los cuales pasa la leche se pueden infectar, provocando que salga un líquido extraño y que el pezón se inflame. A veces esto también pasa cuando te haces un piercing en esta zona y no te limpias bien la herida.


5. A veces son muy protuberantes y eso está bien

No todos tenemos el mismo tipo de pezón.


6. Tener pezones pequeños podría aumentar su sensibilidad

Como los nervios están más contraídos, los senos más pequeños suelen ser más sensibles que los más grandes.


7. Tener un tercer pezón no es tan extraño

Es algo que se da en algunas personas, simplemente nacen así. Algunas personas conocidas que tienen tres pezones son Harry Styles y Lily Allen.


8. Es normal que tus pezones se pongan más duros con el frío y otros estímulos

El tacto, los cambios en temperatura, el miedo y la excitación pueden generar que esto suceda con mayor rapidez.


9. Esos pequeños granitos alrededor del pezón son normales

Casi todo el mundo los tiene. Simplemente son glándulas sebáceas que rodean el pezón y aparecen en la areola. Su función es mantener la piel hidratada a través de la secreción de pequeñas cantidades de aceite corporal, manteniendo la piel suave.


10. ¿Cuál es el propósito de los pezones masculinos?

Cuando somos fetos, todos somos iguales, por lo que todos tenemos dos pezones (en general). Una vez que se define el sexo del feto se codifica nuestro ADN para que en el futuro nuestros pechos se desarrollen o no. Adicionalmente, esta zona también puede ser erógena para los hombres, aunque no muchos hablan de ello porque se considera como algo tabú.

¿Sabías todas estas cosas? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte