Por Francesca Cassinelli
20 diciembre, 2017

“Un sujeto entró en la pieza cuando mis piernas estaban en los estribos y me estaban haciendo un examen. Se dio cuenta de que…”, confesó una de las mujeres.

Es incómodo, es helado, tienes que ponerte una bata azul hecha de una especie de papel muy extraño e incluso poner tus piernas en dos incómodos estribos. No, ir al ginecólogo no es entretenido y de seguro muchas dejan ese importante deber para cuando ya no se puede retardar más.

Pero no todo es tan malo, una vez que terminas sabes que no tienes que volver en un tiempo y, a veces, tienes un par de anécdotas.

A continuación puedes revisar 11 historias de mujeres que contaron sus “relatos de terror” al visitar al ginecólogo: momentos que no fueron graves, pero sí muy incómodos:

1.

“Un sujeto entró en la pieza cuando mis piernas estaban en los estribos y me estaban haciendo un examen. Se dio cuenta de que yo no era su novia/esposa. Habitación equivocada, amigo”.

-Autumnx


2.

“Durante un examen mi ginecólogo me dijo: Tienes un cervix muy bonito. Proferí un gracias muy inseguro y cerré mis ojos, sintiéndome incómoda por el resto del examen”.

-Bayouekko-


3.

 “Un tornado tocó tierra justo en la mitad de mi examen. Un minuto estaba en los estribos, y el siguiente mi ginecólogo me gritaba que me vistiera porque teníamos que ir al sótano del centro médico. Estuve atrapada allí por dos horas sin nada más que hacer que hable con mi ginecólogo de mi vagina”.

-cherrymalestrom-


4.

“Nunca olvidaré cuando mi ginecólogo me felicitó por ser virgen. La situación más incómoda de mi vida: no tenía idea de qué responder”.

-Hawkgurl4life-


5.

“Durante un examen mi ginecólogo me dijo: Oh, tienes un cabello ahí, me desharé de eso por ti. Ehm, ¿gracias?”.

-NurseKYB-


6.

“Mi ginecóloga tarareó canciones discos mientras me hacía el papanicolau. Se disculpó a la mitad diciendo que no podía quitárselas de la cabeza. Ella es un poco… extraña”.

-Toastiimuffin-


7.

“Mi obstetra y ginecóloga es una mujer adorable, pero cada vez que está examinando mis zonas bajas, empieza a hablar de su hijo (que tiene mi edad) y de lo bien nos llevaríamos los dos”.

-eat_pills-


8.

“Durante mi primera visita, la doctora lucía igual que mi abuela… los modales y todo. No fue una visita cómoda”.

-SnugglyT-


9.

“Me tiré un gas en su cara. No olía, pero fue horrible”.

-A-queen-


10.

“Fui al obstetra y ginecólogo después del trabajo un día. En ese tiempo trabajaba en una compañía de tecnología. Él estaba haciendo mi examen cuando me preguntó que opinaba de la batalla de PC vs Mc. Ummmm, no era realmente el mejor momento”.

-anónimo-


11.

“En mi primera visita a mi actual ginecólogo, en lugar de decirme Encantado de conocerte a la cara, lo dijo a mi vagina con gran entusiasmo”.

-Harrumph90-

¿Tienes alguna historia divertida similar?

Puede interesarte