Por Teresa Donoso
31 marzo, 2016

No arruinarán tu progreso.

Comer antes de ejercitar es importante: necesitamos energía y nutrientes para hacer que nuestro entrenamiento valga la pena y nos entregue los resultados que deseamos. Sin embargo, a la hora de comer DESPUÉS de ejercitar, usualmente nos confundimos. ¿Deberíamos comer? ¿Cuántas calorías deberíamos consumir? ¿Será que si comemos demasiado terminaremos arruinando todo el trabajo duro que realizamos?

Un estudio de 2010 se dedicó a investigar el efecto que diferentes comidas podían tener en el metabolismo cuando eran consumidas después de realizar 90 minutos de ejercicio moderado. Los resultados indicaron que el consumir una snack balanceado (con contenidos similares de proteína y carbohidratos) mejoraba los beneficios que se podían conseguir a través del ejercicio.

Si necesitas algunas ideas, aquí te dejamos 13 posibilidades:

10244

Ambitious Kitchen

De todas las opciones, tengo que admitir que el omelet, el hummus y el yogurt griego son mis snacks favoritos. Esto sí que hace que te dan ganas de ejercitar ¿o no?

Puede interesarte