Por Teresa Donoso
24 junio, 2016

¿Cuántas de ellas has hecho?

Conozco a muchas personas que han intentado empezar a hacer yoga pero lo han dejado después de un tiempo. ¿La razón? las poses son específicas, las clases pueden ser costosas y a veces cuesta encontrar un instructor que se adecue a tus necesidades personales. Sin embargo, no tienes que empezar con cosas muy avanzadas ni con una clase de una hora: comprar un mat de yoga y empezar a practicar ejercicios de respiración mientras estiras tu cuerpo puede ser todo lo que necesites.

Esta guía visual que te dejamos a continuación te será bastante útil, especialmente considerando que puedes imprimirla y pegarla en la pared de tu cuarto o tenerla a la vista para cuando quieras aprender o practicar una postura o asana nueva.

Macarena Salinas / UPSOCL
Macarena Salinas / UPSOCL

Si ya has practicado un poco más o tienes varias posturas favoritas, entonces puedes unirlas para hacer un ejercicio más continuado y pasar de una a otra sin tanto quiebre. El video que te dejamos a continuación dura sólo 14 minutos y es un buen ejemplo de lo que te comentamos.

Nunca pierdas de vista tu respiración e intenta respirar lo más profundo posible. Si te gusta, puedes acompañar tu práctica de inciensos con olores agradables o música de relajación.

Y ahora ¡Namasté!

Te puede interesar