Por Teresa Donoso
3 marzo, 2016

¡Tenemos los almuerzos que comerás desde este lunes hasta el viernes de esta semana!

Comer saludable parece cada vez más sencillo, pero seguimos sintiendo demasiada pereza como para cocinar cuando llegamos a casa por las tardes. Tranquilos, porque les traigo una solución. Todos los alimentos a continuación son MUY rápidos de preparar y en la mayoría de los casos te puedes ayudar con el horno o el horno microondas. ¿Te animas? Estas son comidas que te puedes llevar en tu tupperware a todos lados.

1. Boniato/Papa dulce/Camote/ Batata al horno

Este alimento es increíble y tiene muchos nombres diferentes en Latinoamérica. En Chile le llamamos camote o papa dulce pero en otros países le llaman boniato o batata. La idea es tomar uno, lavarlo bien, hornearlo hasta que esté blando y terminarlo con tus ingredientes favoritos encima. Yo le pondría aguacate y quizás un huevo pochado, para tener proteína y grasa saludable.


2. Frittata

Zucchini, onion, tomato #fritatta It's what's for breakfast. #healthybreakfast #realfood #paleofood #freerangeeggs

A photo posted by Teal Chimblo Fyrberg (@wildkatuahhealingarts) on

Bate los huevos que quieras, 2 o 3 están bien. A algunas personas les gusta añadirle un chorrito de leche en este punto, eso es decisión tuya. Después añade lo que quieres que vaya dentro. Personalmente me agrada ponerle todo tipo de verduras y sólo un poco de queso. Otros prefieren ponerle pollo o carne. Pon la mezcla en una fuente para hornear aceitada y lleva al horno. Cuando esté dorada por encima está lista.


3. Sushi para perezosos

@nickywashier
@nickywashier

Los ingredientes del sushi suelen ser muy saludables, desde el nori hasta lo que le pones dentro. Si además reemplazas el arroz blanco por arroz integral, aún mejor. Sin embargo, como a veces es difícil que te quede bien lo mejor que puedes hacer es poner todos los ingredientes en un bowl y añadir un chorrito de salsa de soya.


4. Pimientos al horno con quinoa

Cuece la quinoa segun las instrucciones del paquete, mézclala con tus verduras favoritas. Toma unos pimientos, pártelos por la mitad, rellénalos y llévalos al horno. El resultado te fascinará.


5. Sopa casera

Puedes que estés pensando que esto es demasiado complicado para ti y que las sopas instantáneas son más sencillas… pero el problema es que con lo instantáneo nunca sabes qué estás poniendo en tu cuerpo realmente. Hacer una sopa es sencillo: corta tus vegetales favoritos y setas, saltéalos con un poco de aceite de oliva, añade caldo y condimentos y deja que se cueza. Puedes añadir proteína como carne, pollo o frijoles negros y hasta fideos o arroz si quieres más carbohidratos. El resultado es único.

Puede interesarte