Por Teresa Donoso
13 abril, 2017

No, el tamaño de los pies de ese chico no tienen nada que ver con sus atributos.

Por alguna razón, a muchas personas les avergüenza hablar de sexo. Es un tema muy natural que no debiese ser considerado tabú y, sin embargo, en muchas culturas sigue siendo el tema invisible del cual no se habla. El problema es que cuando no se habla de algo es mucho más sencillo tener ideas erróneas al respecto, o creer en los mitos populares que circulan en conversaciones privadas. Como la idea es que todos podamos disfrutar de una sexualidad segura, madura, consensuada y saludable, te invitamos a leer sobre los mitos más comunes para que finalmente puedas dejar de creer en ellos.

1. Los chicos con pies grandes están bien dotados

Según un estudio publicado en el Journal Británico de Urología no existe ninguna conexión real entre la talla de zapato y el tamaño del pene de un hombre. Para llegar a esta conclusión analizaron a 15.521 hombres, así que me parece que los resultados son bastante conclusivos.


2. El himen de una mujer virgen siempre se romperá en su primera relación sexual

De partida, no todas las mujeres nacen con himen, por lo que es muy posible tener un primer encuentro sexual (heterosexual) sin sangrar. En segundo lugar, las que sí lo tienen pueden nacer con un himen elástico o con agujeros, que les permitirá tener sexo sin dolor y sin que el himen se rompa. En tercer lugar, ¿por qué estamos hablando de himen y virginidad en este siglo?


3. Si te hacen una circuncisión, tu pene no funcionará bien

Para nada. De hecho, un estudio del Journal de Urología que estudió a 62 hombres entre las edades de 18 y 37 años determinó que la sensibilidad y capacidad de funcionar con normalidad de sus genitales era la misma.


4. La eyaculación femenina no existe

Lo siento chicos, pero sí existe. Si bien es un tema controversial y no todas las mujeres lo han vivido, la eyaculación femenina es real. Un estudio determinó que entre un 10% y un 40% de las mujeres eyaculan al llegar al orgasmo.


5. Si tienes mucho sexo tu vagina se “soltará”

Un estudio de 2006 publicado en el journal Human Reproduction determinó que cada vagina era diferente, y que no existían características que tuvieran una correlación directa entre los tamaños de las vaginas de las mujeres y los años que habían pasado teniendo sexo. Así que es un mito. Además, si fuese por eso, toda mujer que ha dado a luz por parto natural tendría “una vagina suelta”.

¿Conocías estos mitos? ¡Cuéntanos!