Por Teresa Donoso
12 enero, 2016

Especiales para cuando llevas varios días sin ejercitar.

Seamos honestos: hoy en día pasamos una gran porción de nuestro tiempo sentados. Sea que estemos leyendo, estudiando, trabajando, escribiendo o en el transporte público, no podemos negar que nuestro cuerpo no fue diseñado para ser sedentario, incluso si nuestro actual estilo de vida lo es. Ejercitar es importante pero no siempre ayuda completamente a relajar nuestro cuerpo y librarnos de los terribles dolores de cuello o espalda.

Es por eso que estas 5 poses de yoga a continuación se convertirán en tus mejores amigas. Las puedes hacer antes de dormir o al levantarte por las mañanas. Definitivamente notarás un gran cambio.

1. Flexión de pie hacia delante o Uttanasana

Párate derecho. Respira profundo y lleva tus brazos hacia el cielo, cuando bajes, lentamente baja tu torso también. Deja que tus dedos caigan hacia el piso y no te preocupes si no puedes mantener tus piernas derechas. Te ayudará a elongar tu espalda y relajarte.


2. Perro boca abajo o Adho Mukha Svanasana

Desde esta posición, lleva las manos hacia adelante y apóyate en tus pies. Asegúrate que tus brazos estén alineados con tus hombros. Esta posición te ayudará a calmar el dolor de espalda y tonificar los músculos de esta área.


3. Cobra o Bhujangasana

Túmbate sobre tu estómago, y presiona tus manos contra el suelo. De esta forma, impúlsate hacia arriba. Mira hacia arriba y abre tu pecho. Esta postura acabará con el dolor de tu espalda baja.


4. Postura del arco o Dhanurasana

Desde la posición anterior, estira tus brazos hacia atrás y intenta alcanzar tus pies. Tira hacia atrás tus piernas e intenta abrir tu pecho. Esta posición mejorará tu postura.


5. Esfinge o Ardha Bhujangasana

Esta postura es bastante similar a la cobra, sin embargo posee una pequeña variación que la hace increíble para tu espalda baja. Esta postura de yoga alarga tu columna y deja ir el dolor de tu espalda.

¿Haces yoga a menudo? No es necesario que seas un yogi profesional para disfrutar de los beneficios de estas asanas. Comienza a practicar las que más te gusten y pronto verás cómo tu espalda se siente mucho mejor.

Puede interesarte