Por Valentinne Rudolphy
14 enero, 2016

¡Es hora de probarlos en su estado natural!

El mundo de la alimentación es sumamente amplio. Es muy fácil tener costumbres que, sin saberlo, están mal. O no te ayudan a sacar el máximo potencial a tus alimentos favoritos. Cuando hoy en día está de moda hablar sobre los alimentos crudos, sin cocinar, y lo positivo que son. Este es el momento para educarnos, y comprender que hay cosas que quizás disfrutamos – y saben genial – pero no las estamos aprovechando nutricionalmente. ¿El error? Cocerlos, asarlos, lo que sea. Estos son algunos que puedes tener en cuenta:

1. Ajo

Esta hortaliza tiene gran poder antioxidante. ¿Nunca te han recomendado un diente de ajo para un resfriado? Pues, ahora sabes que es una buena cura. Además ayuda a combatir enfermedades como el cáncer y problemas cardiacos. Lo mejor es que lo comas tal cual. Si es demasiado fuerte para ti, puedes picarlo y dejarlo reposar unos minutos antes de comerlo, pero, ¡no lo cocines!

Garlic. #stilllifephotography #stilllife #garlic #photographylife #ilovephotography #denverphotographer

A photo posted by Kyle David Jones (@kyled3) on


2. Brócoli

El brócoli es uno de los vegetales que tendemos a cocer antes de consumir. Puede ser por precaución, pero es un error. Estudios demuestran que este nos ayuda a absorber de manera más efectiva un componente que el mismo posee, que ayuda a proteger a tu cuerpo del cáncer, llamado sulforafano. Si bien su valor permanece al cocinarlo, se pierde un poco, por lo que es mejor comerlo tal cual.

# #broccoli#foodgasm#green

A photo posted by Tanya Manka (@tan_baraban) on


3. Todo tipo de frutas

Sí, no se suelen cocinar las frutas. Lo que sí, a veces las haces jugo. Hay que conocer bien qué frutos se pierden en esta manera, o si es mejor comerlos, en vez de beberlos. En especial cuando se comen con cáscara, si éstas tienen propiedades.

Fruit Platter by @elsas_wholesomelife

A photo posted by Daily Vegan Food Inspiration (@veganfoodspot) on


4. Espinaca

Popeye lo sabía, y por eso deberías hacerlo tú. La espinaca también tiene muchas preparaciones, con las que pierde al menos la mitad de sus nutrientes. Por otro lado, otros componentes se activan cuando es cocinada, que te ayudan a absorber mejor el calcio y hierro de los alimentos con los que la acompañas. Tiene beneficios de ambas maneras.


5. Cebollas

Sus antioxidantes ayudan a cuidar tu presión arterial, por ende, influyen positivamente a la hora de cuidarte de enfermedades al corazón. Así que intenta no cocinarlos, a menos de que sea sólo un acompañamiento o complemento.


6. Pimientos rojos

Poseen grandes cantidades de vitamina C, pero esta no aguanta el calor, por lo que perderás todo lo bueno de ellos si los cocinas… menos el sabor.

Puede interesarte