Por Valentinne Rudolphy
21 octubre, 2015

No existe tal cosa como un «mal día». Sólo debes sacarle más provecho a tu ánimo

1. Ve al sauna

Puede sonar como algo que no tiene nada que ver, pero si lo piensas, cuando vas al sauna liberas todo: toxinas, tensiones, y sudas mucho. Este proceso es realmente bueno en cuanto a salud, pues botas lo malo. Y que sea bueno para tu salud, lo hace bueno para tu ánimo. No solamente te deshaces de aquello que a tu cuerpo no le sirve, sino también a tu mente. Y hay estudios sobre eso.


2. Escucha un poco de jazz

Realmente que escuches cualquier música en general, sirve. Mientras te guste, eso elevará tu ánimo y te hará sentir bien. Pero hay investigaciones en los que ha resultado el jazz como un buen truco contra la depresión. Sus melodías tienen alegría, además de que son relajantes. Estimula adecuadamente a nuestro cerebro y nos libera.

large-2
Berta Psirfisch

3. Aliméntate de manera más sano

Quizás no siempre. Puedes tener patatas fritas en tu dieta, de seguro. Pero es mejor que durante las mañanas comas alimentos nutritivos y que te den energía, como algunos que contengan Omega-3 o grasas buenas, como el aguacate, por ejemplo.


4. Haz tu cama

Dicen por ahí que el hábito inicial para sentirte más tranquilo y ser más ordenado, es tener la costumbre de hacer la cama. Es algo muy simple, pero es el espacio en el que descansas. Por lo mismo, siempre hacerla y llegar a un espacio que está ordenado te da tranquilidad y hará que descanses mejor.

large-1
@navidad00

5. Huele aromas cítricos

Puedes tener algún dispensador de aromas en tu casa, o un pequeño ánfora como collar. La verdad es que está comprobado que los aromas cítricos reducen el estrés y la ansiedad, recomendado para aquellos que creen en el aromaterapia. De todos modos, es un pequeño detalle que te hará sentir bien.


6. Sal a correr

Puede que lo repitamos muchas veces, pero es importante. La liberación de endorfinas que ocurre en este proceso hace que seas ¡muy feliz! Y que botes las cargas mentales que puedes llevar. Si no eres de las que saldrá a correr ni una vez a la semana, aprovecha tiempos de 10 a 20 minutos para caminatas rápidas, en un lugar que te guste. ¡Lo disfrutarás!

Captura de pantalla 2015-10-20 a las 11.59.45
@emitaz

Puede interesarte