Por Teresa Donoso
20 mayo, 2016

Parece que las cosas no eran tal como pensábamos.

Todos hablamos de nuestro metabolismo de forma bastante general: nos quejamos que lo tenemos muy lento, nos preguntamos si será verdad que se puede acelerar, compartimos recetas y ejercicios que nos hacen sentir más energizados y, en general, asumimos que es como un músculo que podemos ejercitar y mejorar. Pero la verdad es que aún hay muchas cosas que seguimos sin saber o comprender sobre nuestro metabolismo.

¿Quieres saber si comprendes bien cómo funciona este importante mecanismo de tu cuerpo? ¡Sigue leyendo!

1. Cada persona tiene un metabolismo diferente

A veces hay personas que comen sin parar y sin delgadas y otros que con sólo oler un pastel suben 5 kilos. El metabolismo es tan personal como el ADN y cada persona tiene uno especial y diferente. Los científicos siguen sin poder determinar qué es lo que controla el metabolismo exactamente o qué cosas en nuestro interior determinan su comportamiento, eso es al menos lo que Will Wong, profesor e investigador del Centro de Investigación del Metabolismo y la Obesidad, afirmó.


2. Gran parte de las calorías que quema tu cuerpo tienen que ver con funciones básicas

Si bien hacer ejercicio quema más calorías y nos ayuda a perder peso más rápido, la mayoría de las calorías que quemamos diariamente tienen que ver con funciones básicas. Lo anterior comprobaría la importancia de la dieta a la hora de cambiar la composición de nuestro cuerpo o perder grasa. Alexxai Kravitz, experto en temas de obesidad e investigador del Centro Nacional de Salud, afirmó que entre el 60% a 80% de las calorías que gastamos diariamente tienen que ver con la energía que nuestro cuerpo utiliza para mantenerse en funcionamiento.

 


3. Con el paso de los años todo se vuelve más lento

Es cierto que envejecer hace que nuestro metabolismo se ponga más lento, pero esto no sucede de un momento para otro. El metabolismo se va poniendo más lento de forma gradual, por lo que es posible notarlo y hacer los ajustes necesarios en nuestra dieta y la forma en la que ejercitamos.


4. No es cierto que puedes acelerarlo

Antes de que te enojes y me digas que claramente existen muchos alimentos que ayudan a mejorar el metabolismo, déjame decirte que no estoy diciendo lo contrario. El café o los alimentos picantes tienen un efecto sobre nuestra tasa metabólica basal, o la cantidad de calorías que consumimos cuando estamos en reposo, pero el problema es que el efecto dura tan poco que no alcanzamos a ganar muchos beneficios o a perder peso gracias a ello.


5. Está en todo tu cuerpo

El metabolismo no es algo que está separado de todo lo demás: de hecho, es un mecanismo que está presente en todas las células de tu cuerpo. Todo lo que pasa dentro de tus células que hace que la comida se convierta en alimento tiene que ver con tu metabolismo.


6. Las dietas muy estrictas tienen el efecto contrario al deseado

Cuando consumes pocas calorías y pierdes peso el metabolismo tiende a ponerse más lento. Es normal, ya que al perder grasa y kilos usualmente también pierdes un poco de masa muscular. Sin embargo, hay estudios que prueban que si tu dieta es extremadamente estricta, lo más probable es que tu cuerpo gaste menos calorías en reposo, lo que significa que para seguir obteniendo el mismo resultado necesitarás hacer aun más ejercicio o comer aún menos.

¿Conocías estos datos sobre tu metabolismo?

Te puede interesar