Por Teresa Donoso
10 noviembre, 2015

Nunca hubieses pensado que esto es lo que sucede cuando haces ejercicio

Personalmente siempre creí que la grasa, por el sólo hecho de ser grasa, literalmente se quemaba. Mi idea era esta: hacemos ejercicio, sube la temperatura, el cuerpo necesita más energía, toma la grasa, la utiliza y ¡BOOM! Adiós grasa. Otras personas creen que la grasa simplemente se convierte en músculo y también he escuchado que realmente la grasa nunca desaparece, lo que sucede es que las células adiposas se vuelven más pequeñas.

5297
Pexels

Lo creas o no, nada de esto es correcto y de hecho, aún me estoy recuperando de la sorpresa. Según un nuevo estudio cuando ejercitas tu cuerpo exhala la grasa. Sí, leíste bien el término que acabo de utilizar, porque al parecer nuestra grasa se convierte en nada más y nada menos que aire. Todo lo anterior constituye la hipótesis del profesor Andrew John Brown quien tiene a la bioquímica a su favor.

5294
Pexels

“Existe mucha ignorancia y confusión con respecto al proceso metabólico de la pérdida de peso. La respuesta correcta es que gran parte de la masa grasa es liberada junto al dióxido de carbono que eliminamos al respirar. Se convierte en aire”.

-Andrew John Brown

Cuando consumimos carbohidratos o proteínas extras, el exceso se convierte en un compuesto llamado triglicéridos que consiste de partículas de carbono, hidrógeno y oxígeno. Los triglicéridos son luego almacenados en las células grasas y es por eso que para perder peso necesitamos metabolizarlos, o en otras palabras, utilizarlos.

5295
Pexels

Al metabolizarlo liberamos el carbono y el oxígeno a través de nuestra respiración, destruyendo la molécula y liberando espacio en las células adiposas. Esto indicaría que nuestros pulmones son aún más increíbles de lo que creíamos, no sólo porque nos permiten respirar y vivir, sino porque además funcionan como uno de los órganos purificadores principales de nuestro organismo.

No sé tú, pero creo que para mi ir al gimnasio o salir a caminar será toda una nueva experiencia desde ahora en adelante. Gracias a diversos estudios cada vez tenemos mayores posibilidades de comprender la forma en la que funciona nuestro cuerpo. Es posible que nunca dejemos de asombrarnos con la perfección de la biología humana.

Puede interesarte