Por Monserrat Del Pino
14 marzo, 2017

Y aquí te decimos por qué.

Lo hemos escuchado una y otra vez: si quieres bajar de peso debes dejar el alcohol, y no hay nada que puedas hacer al respecto. El alcohol aporta las famosas calorías vacías, que solo te hacen engordar sin aportar ningún nutriente. Está bien, ya lo sabemos. Pero al parecer hemos sido engañadas todos estos años.

Un estudio respaldado por el New York Times sugiere que el consumo frecuente de alcohol, a un nivel moderado o bajo, no tiene ninguna relevancia en el peso y en las medidas de una mujer, y que incluso puede estar conectado a una baja de peso.

¿CÓMO? Tal como lo leíste. Esto, debido a que la gente que consume cantidades razonables de alcohol, tiende también a comer más sano y a realizar más ejercicio que la gente que toma con locura o que incluso no bebe absolutamente nada.

Este estudio aún condena tomar más de una copa al día, debido a que es solo el consumo moderado el que parece ser benigno. Además, no respalda sus resultados en adultos mayores o adolescentes, debido a que tienen un mayor porcentaje de grasa y una mayor posibilidad de generar sobrepeso con el consumo del alcohol.

Así que ahí lo tienes. Ya no tengas miedo a tomarte una copa de vino o de champaña en la semana, ya que no te hará volver a subir esos kilos que luchaste tan fuertemente por perder. Aunque si eres de esos que no pueden beber solo una copa, quizás la abstención sea tu mejor opción.

¿Tiendes a beber más de una copa diaria  en promedio?

Puede interesarte