Por Teresa Donoso
10 junio, 2016

¿Cómo no se nos había ocurrido antes?

Lo primero que hacemos cuando queremos perder peso o comer de forma más saludable es dejar de lado los carbohidratos. Con el dolor de nuestra alma le decimos adiós a las pastas, las patatas y al arroz. El problema de estos alimentos es que en general tienen muchas calorías o que, al ser carbohidratos simples, se convierten de forma muy rápida en energía que no alcanzamos a utilizar… lo que hace que se guarde en nuestro cuerpo como grasa.

Sin embargo, Sudhair James, un estudiante de Sri Lanka, parece haber encontrado la solución a todos nuestros problemas y la llave hacia nuestra felicidad, porque existe una forma de cocinar el arroz que puede reducir de forma dramática las calorías de este delicioso alimento.

Este sencillo método tan sólo involucra una simple manipulación química del arroz y es bastante sencilla de replicar en casa. James explicó de forma sencilla cómo se cocinaba el arroz:

“Lo que hicimos fue cocinar el arroz como lo haríamos normalmente. Cuando el agua comenzó a hervir, y aún no habíamos añadido el arroz crudo, añadimos aceite de coco, cerca del 3% del peso del arroz que cocinaríamos. Una vez que estaba listo, lo dejamos enfriar en la nevera por 12 horas. Eso es todo”.

Es decir, si vas a cocinar 100 gramos de arroz, entonces deberías añadir 3 ml de aceite de coco.

¿Cómo funciona?

En palabras simples, el arroz es un almidón. Sin embargo, existen dos tipos de almidones, los que digerimos inmediatamente y los que son más resistentes. Los almidones que son digeridos inmediatamente nos hacen ganar peso y aumentar la grasa corporal, mientras que los almidones resistentes no son digeridos por el cuerpo completamente así que no absorbemos todas las calorías.

Este simple proceso convierte el almidón del arroz en resistente y de esa forma reduce sus calorías. El profesor Pushparajah Thavarajah, quien supervisa la investigación de este alumno comentó:

“El aceite interactúa con el almidón y cambia su composición. Enfriar el arroz también ayuda a la conversión del almidón. El resultado es un plato más saludable, incluso si lo vuelves a calentar”.

Hasta ahora han logrado reducir en un 12% la cantidad de calorías, pero se encuentran trabajando en un método que les permitiría reducir el valor calórico entre un 50% y un 60%.

¿No te parece increíble? ¡Viva el arroz! 🍚

Puede interesarte