Por Macarena Faunes
5 julio, 2019

Olvídate de usar placas y someterte a dolorosos tratamientos para colocarte un diente falso con este innovador método.

Aunque nos cueste admitirlo, alguna vez en la vida perderemos un diente, ya sea por falta de higiene, enfermedad o accidente. Nuestra sonrisa seductora se verá puesta en tela juicio por falta de esta pieza, pero gracias a los avances de la tecnología esto podría ser cosa del pasado.

Científicos estadounidenses crearon implantes dentales de células madres que pueden hacerlos crecer de nuevo en tan sólo dos meses.

Pixabay.

Esta pionera técnica fue desarrollada por el Laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Medicina Regenerativa del Dr. Jeremy Mao, junto con el profesor de Medicina Dental e Ingeniería biomédica de la Universidad de Columbia, Edward V Zegarelli.

Pixabay.

Los investigaron crearon un método para que las células madres del cuerpo migren a un andamio hecho de materia natural, el que se puede insertar en la boca del paciente. El diente comenzará a crecer en la cavidad y se fusionará con el tejido circundante, creando una nueva pieza en tan sólo ocho semanas.

Pixabay.

Mao comentó a la Asociación Dental Americana, que este hallazgo representa el primer paso para encontrar una cura a este problema.

Pixabay.

“Estos hallazgos representan el primer reporte de la regeneración de estructuras dentales anatómicamente correctas”

-Dr. Jeremy Mao a la Asociación Dental Americana-

Pixabay.

Anterior a esto, los profesionales estaban experimentando regenerar dientes en placas de Petri utilizando células madres de otras fuentes. Pero el uso de esta innovadora técnica eliminaría por completo esa opción, ya que su tiempo de recuperación sería más corto y obtendrían una pieza más adaptada a la boca del paciente en comparación al primero.

Pixabay.

Mientras se trabaja en este método, existen prótesis dentales fijas o removibles que permiten que la persona pueda masticar alimentos duros relativamente bien.

Pixabay.

Es importante que chequees la salud de tus dientes regularmente con un odontólogo y que mantengas una higiene adecuada todos los días. No basta con lavarlos una vez, debes hacerlo después de cada comida de la manera correcta. Evitarás perder una de las perlas preciosas más importantes de tu cuerpo.

Puede interesarte