Por Andrea Araya Moya
11 mayo, 2017

ADVERTENCIA: IMÁGENES PODRÍAN HERIR A PERSONAS SENSIBLES.

Para hacerte un tatuaje es necesario que tengas la convicción, claro, y por otro lado que tu piel sea sana o que no tengas tendencia a alergias o irritaciones. Sin embargo, a veces puedes tener todas estas condiciones, pero lamentablemente tatuarte no es para ti  y tu piel te lo demuestra de las peores maneras. 

Una chica en Tailandia está sufriendo las peores consecuencias. Si bien el diseño era increíble y lucía perfecto en ella, las cosas se salieron de control y su vida se volvió dolor e infierno luego de que decidiera quitárselo mediante la técnica «rejuvi». 

Este método consiste en usar una crema removedora que se aplica sobre el tatuaje. El químico presente destruye los pigmentos de la piel y luego el tatuaje se convierte en una costra.

Lamentablemente la piel de Pasuda Reaw, la chica, se infectó y provocó severas consecuencias en su piel.

Ella Pasuda en el salón de tatuajes

we25.vn

Decidió tatuarse enormes flores en el pecho

we25.vn

El tatuaje era perfecto para ella

we25.vn

Pero luego de tratar de quitarlo vio que algo estaba saliendo mal

we25.vn

Y lo descubrió de la peor manera

we25.vn

El tratamiento infectó y pudrió su piel

we25.vn

Incluso un pus pestilente salía de la cicatriz

we25.vn

El tatuaje comenzó a desprenderse poco a poco hasta que finalmente salió

we25.vn

La chica no podía dormir a causa de los dolores

we25.vn

Tuvo que tomar medicamentos para curar su piel infectada

we25.vn

El tatuaje salió al fin, pero le quedó una enorme cicatriz

we25.vn

Ahora su piel se recupera poco a poco y probablemente no vuelva a tatuarse

we25.vn

Y tendrá que vivir con una cicatriz toda la vida.

Y tú, ¿qué opinas de este peligroso tratamiento?

Puede interesarte