Por Teresa Donoso
12 abril, 2017

Aquí te mostramos la técnica.

Por alguna extraña razón, existen seres humanos que a la hora de expresar su amor de forma física se convierten en un torbellino de pasión que deja marcas físicas muy visibles a la mañana siguiente. Personalmente, no tengo nada en contra de estas prácticas, siempre y cuando se haga entre adultos que estén de acuerdo con ello. El único detalle, y posible problema, es que ver llegar a alguien a la universidad o al trabajo lleno de chupetones no es lo más agradable que hay.

En invierno es sencillo esconderlos con capas de ropa y bufandas, pero si estás en verano y sabes que vas a tener que descubrir tu cuello, entonces te recomendamos este sencillo truco que, según el portal Badabun, te permite camuflar los chupetones en sólo cinco minutos.

Los ingredientes son:

  • Hielo
  • Corrector
  • Cuchara
  • Gotas para los ojos

Esto es lo que tienes que hacer:

  1. Primero usarás el hielo para enfriar una cuchara (que idealmente debe ser de metal). Después pasarás la cuchara helada por el área afectada para desinflamar y quitar un poco del color rojo.
  2. Sigue pasando la cuchara y enfriándola cuantas veces sea necesario. Haz esto durante al menos 10 segundos en cada sección del chupete.
  3. Según Badabun, las gotas para los ojos pueden ayudar a desinflamar los vasos capilares en la piel también, por lo que te pediremos que apliques algunas sobre la superficie afectada y enjuagues con agua fría (no apliques gotitas si tienes alguna herida abierta en este lugar de tu cuerpo).
  4. Finalmente, el último y más obvio de los pasos: usa maquillaje. Aplica corrector y termina con polvo compacto para darle a tu piel una apariencia normal.

¿Será verdad? Habrá que probar para descubrirlo. Aunque, si me lo preguntas a mí, creo que usar corrector y maquillaje de una sola vez es mucho mejor.