Por Andrés Cortés
12 junio, 2017

ADVERTENCIA: las imágenes que verá a continuación pueden herir su sensibilidad.

Dejemos de mentir a los demás y a nosotros mismos. Nunca vamos al doctor. Cuando presentamos alguna molestia, las excusas para no pedir una cita con los médicos sobran: es que es muy caro, es que no tengo tiempo o “ya pasará, es solo una molestia”. Y eso le ocurrió a este hombre que “solo estaba constipado”, durante dos años. Al ir al doctor, se llevó una GRAN sorpresa.

Un joven de 22 años que omitió su nombre tuvo un malestar estomacal durante dos años. Nunca he al doctor, pues era “solo un malestar”. Sin embargo, cuando el dolor ya era mucho, decidió atenderse y tanto los doctores como el muchacho se llevaron una gran sorpresa.

El equipo de especialistas descubrió que tenía la condición de Hirschsprung, la que hace que las heces no pasen por su colón con normalidad. Luego de una cirugía, retiraron esto de su estómago.

Asian Wire

Lo que sostiene el doctor en sus manos es una parte de su intestino grueso que alcanza los 76 centímetros. El interior de esta, está repleto de excremento.

Esta enfermedad hace que el abdomen del paciente se comience a abultar a muy temprana edad, a tal punto que la gente pensaba que estaba “embarazado”. El abuso de laxantes es prácticamente la única forma en la que podía defecar. Pero a pesar de esto, seguían quedando residuos en su interior.

Asian Wire

El doctor Yin Lu y su equipo del 10º Hospital Popular de Shanghai, China, aseguraron que estaban aturdidos por el tamaño del abdomen del paciente, dando la sensación de que “en cualquier momento iba a explotar”, de acuerdo a Unilad.

El instinto del médico fue que el paciente sufría de un grave trastorno de “megacolon” y los análisis que realizaron prontamente dieron que el joven tenía años de heces atrapadas en sus intestinos.

La operación duró más de 3 horas y lograron remover 76 centímetros de su intestino.

Asian Wire

Las entrañas del hombre, una vez retiradas, fueron cosidas para evitar que los 13 kilos de heces salieran y se desparramaran. El hombre luego de la operación se encuentra bien y estable.

Según estudios, se estima que uno de cada 5,000 nacimientos nace con la enfermedad de Hirschsprung. Usualmente es diagnosticada cuando las personas que la padecen son niños, pero otros, como este hombre, no se dan cuenta de su condición hasta que son adultos.