Por Josefa Del Real
25 noviembre, 2013

La historia  de Ward Miles, niño nacido prematuro con 15 semanas de anticipación y pesando tan solo 700 gramos. Los primeros 107 días de vida tuvo que pasarlos en un hospital, sus primeros momentos fueron los más dolorosos. A pesar de todos los obstáculos, de un diagnóstico de posibles problemas cerebrales, Ward evolucionó muy bien y a los 16 meses ya aprendió a caminar y hablar unas pocas palabras.

Este video recopila imágenes de todo el primer año de Ward y de su maravillosa evolución.

httpv://youtu.be/rf-lS8a5uho

ORIGINAL: Por Benjamin Scot

Puede interesarte