Por Teresa Donoso
28 marzo, 2017

Te va a gustar mucho.

El término “sexo positivo” que viene del término en inglés “sex positive” lleva un tiempo dando vuelta por todos lados. Lo dicen las celebridades, lo dicen las y los activistas, lo lees en algunos sitios en internet y ves que mucha gente está a favor o incluso en contra. Pero ¿a qué se refiere exactamente este término? De partida, tiene que ver con tener una actitud positiva ante el sexo que te permita hacerte cargo de tu sexualidad y disfrutarla con responsabilidad y sin culpas. Al mismo tiempo, tiene que ver con no juzgar las preferencias o actividades sexuales de los demás, incluso si a ti no te parecen correctas.

Teresa Donoso / UPSOCL

Para Carl Olsen, coordinador del Centro de Defensa del Género y las Mujeres, ser positivo ante el sexo tiene más que ver con una filosofía de vida. Esto es lo que le indicó a USA Today:

“Gran parte de nuestro programa se centra en el consentimiento y la prevención. La mayoría de nuestros estudiantes sólo han tenido clases donde se plantea la abstinencia como un método efectivo, y eso puede hacer que sea incómodo hablar sobro sexo… a nosotros nos da lo mismo la cantidad de parejas sexuales que hayas tenido, la cantidad de veces que hayas tenido sexo o si nunca lo has hecho… sólo nos importa que sea con consentimiento”.

Olsen indica que, por sobre todo, tener un entendimiento profundo de lo que significa ser positivo ante el sexo se relaciona directamente con establecer relaciones saludables.

Algunos mitos al respecto…

Muchos creen que tener esta actitud positiva frente al sexo significa que te la pasas teniendo sexo con otras personas cuando la verdad es que todos pueden serlo, incluso quienes aún no han tenido su primera experiencia. Más que un gusto por el sexo, este término tiene que ver con tener una relación positiva con nuestro cuerpo y nuestros deseos, y eso puede significar abstenernos de tener sexo, tener una sola pareja sexual o tener múltiples pero tomar precauciones para no contagiarnos enfermedades ni embarazarnos de forma inesperada.

Al final, todos se ven beneficiados al mostrarse positivos ante el sexo: hombres, mujeres y todos los otros géneros existentes por igual. Por un lado, la gente comienza a expresarse libremente sin temor a ser juzgados (algo que es muy real en el caso de las mujeres) y por otro, las personas que no desean tener sexo pero que no tienen ningún problema en que los demás hagan lo que quieran dejan de sentir la presión y la necesidad de encajar.

¿Eres “sexo positivo”? ¡Yo sí!

Puede interesarte