Por Javiera Spröhnle
22 febrero, 2017

Si sientes las orejas calientes y rojas no significa que alguien esté hablando mal de ti.

Algunos se fijan en los ojos, otros en los labios y unos cuantos en las manos, pero nadie se fija demasiado en las orejas, cuando por primera vez conoce a alguien, ¿o no? Pues, quizás deberíamos empezar a hacerlo porque, al parecer, este poco atendido órgano de nuestro cuerpo, revela muchísimas cosas sobre nuestra salud, genes, alimentación y más. 

1. ¿Quieres saber si tus hijos van a salir más parecidos a ti o a tu pareja? Tus orejas te lo dicen

Xiomara Parra/Upsocl

Una de las increíbles cosas que pueden descubrir con tan sólo mirar tus orejas es si posees genes recesivos o genes dominantes. Si el glóbulo de tu oreja está pegado a tu cuello, entonces tienes genes recesivos y podría ser que tus hijos no se parezcan demasiado a ti, pero sí tus nietos. Por el contrario, si tienes el glóbulo del a oreja separado de tu cuello, tienes genes dominantes; si te juntas con un gen recesivo es muy probable que tus hijos se parezcan mucho a ti.

2. Orejas coloradas = problemas renales

Xiomara Parra/Upsocl

“Siento las orejas rojas y acaloradas, seguro alguien está hablando mal de mí”, ¿quién no ha creído ese mito urbano? Pero, la verdad es que las orejas rojas y acaloradas dicen mucho más que si alguien está hablando o no sobre tu persona. Si el color rojo se mantiene durante un tiempo, ¡visita al doctor! puede ser que estés teniendo problemas a los riñones.

3. Huella digital

Xiomara Parra/Upsocl

Tus orejas son prácticamente como una huella digital. Si bien crecen a pedida que van pasando los años – igual como lo hace el resto de tu cuerpo – estas jamás cambian de forma, por lo que, con una simple foto de tu oreja se te podría reconocer a través de los años.

4. ¡Alerta! ¡Problemas cerebrales!

Xiomara Parra/Upsocl

Si el color rojo y temperatura de tus orejas es extremadamente elevado y sostenido en el tiempo, tu memoria podría estar en riesgo. Visita a un doctor cuanto antes.

5. ¿Orejas demasiado blancas? Te falta esto…

Xiomara Parra/Upsocl

Una de las cosas que uno no se imaginaría que las orejas pueden revelar es que tan bien o mal nos alimentamos. Si éstas están demasiado pálidas es porque estás consumiendo muy pocas vitaminas y calcio. Visita a un nutricionista o mejora tus hábitos alimenticios.

6. Reflexología de la oreja

Xiomara Parra/Upsocl

¿Sabías que, presionando distintos puntos de tu oreja puedes resolver tanto problemas de salud como emocionales? A eso se dedica la reflexología y puede ser el remedio para todos tus males.

Xiomara Parra/Upsocl

¿Te imaginabas que tus orejas revelaban tanto? 

Puede interesarte