Por Andrea Araya Moya
29 junio, 2017

“Esta es una verdadera enfermedad”.

Las redes sociales están plagadas de cuerpos perfectos y tonificados, de mujeres esbeltas que muestran su figura en diferentes atuendos y provocan miles de “likes”. Pero no es la única reacción que generan, pues existen ciertas personas que se toman demasiado en serio la idea del cuerpo perfecto que comienzan a creer que el suyo no es el ideal y deciden hacer lo que sea con tal de ser delgadas. Aunque a veces ni siquiera es una decisión que ellas puedan tomar.

Annalise Mishler es una joven de 22 años que tuvo que lidiar con los problemas de la anorexia. Llegó a pesar sólo 27 kilos, lo que le provocó diversas enfermedades como anemia, osteoporosis y complicaciones cardíacas, lo que la llevó a estar a sólo horas de la muerte.

“Vivía en la negación, el miedo, la ansiedad y la desesperanza. Es divertido cómo la gente te dice que el vientre es igual a felicidad. Que comiendo menos y ejercitándote más es mejor. Bueno, déjenme decirles: estaba muriendo. Estaba muriendo cuando no comía lo suficiente y me ejercitaba mucho. Nunca fui lo suficientemente buena frente a mis ojos. Y ‘delgada’ y ‘feliz’ no deberían estar en la misma oración”.

-Annelise Mishler en Instagram

Annelise Mishler

Annelise lucía un cuerpo extremadamente delgado, al punto de mostrar sus huesos y verse débil. No tenía menstruación, no dormía bien, sufría anemia, además de osteoporosis, enfermedades cardíacas y deficiencia de tiroides. Estuvo al borde de la muerte, hasta que decidió hacer un cambio.

Comenzó a comer de manera saludable y dejó de ejercitarse por un tiempo. Añadió más calorías a su dieta para poder subir de peso y volver a amarse a sí misma. Y lo logró.

Annelise Mishler

Y, si bien al comienzo fue complejo, Annelise estaba feliz por su nuevo tratamiento y con los avances que su cuerpo mostraba. Y comenzó a ejercitarse de nuevo para recuperar musculatura y lucir más tonificada.

Pero no es lo único que ha hecho, pues ahora Annelise quiere mostrar a otras personas lo bien que se siente al llevar una vida más saludable y hasta comenta que adora comer.

“La gran transformación es la que no puedes ver. No era una dieta que fue demasiado lejos, era una verdadera enfermedad”

-Annelise Mishler en Instagram. 

Annelise Mishler

Y claro que no ha sido fácil, pues Annelise tiene que lidiar con diferentes enfermedades provocadas por la anorexia, como las úlceras o el hipertiroidismo, que incluso la ha llevado al hospital.

Pero está esperanzada, pues los resultados que ha logrado en todo este tiempo la tienen feliz y entusiasmada para seguir mejorando.

Annelise Mishler

Y lo logrará.

Puede interesarte