Por Teresa Donoso
8 febrero, 2016

¿Se parece a lo que comes tú? ¡Averígualo!

La adicción al azúcar es un fenómeno mundial que se ha hecho cada vez más común gracias a las dietas poco saludables que seguimos y a los alimentos altamente procesados que consumimos. Incluso cuando tenemos una alimentación relativamente saludable comemos más azúcar de la que creemos, ya que este elemento muchas veces se encuentra en productos reducidos en grasa para darles un mejor sabor.

Michelle Freitas conoce en primera persona las dificultades de lidiar con un deseo constante de consumir azúcar. Ella prefiere llamarlo adicción.

9495
Michelle Freitas

Freitas logró, después de varios intentos, deshacerse del deseo de comer azúcar constantemente. Sin embargo, en el proceso se dio cuenta que se necesita mucho más que eliminar el azúcar completamente de la dieta para dejar atrás esta adicción.

“La clave para mantenerse dentro de esta recuperación es consumir comidas que no sean muy dulces, saladas o que contengan demasiada carne. Lo mejor es comer una dieta balanceada con muchos vegetales, frutas, granos y pocos carbohidratos refinados”.

¿Te interesa saber cómo come una ex adicta al azúcar? Sigue leyendo.

1. Su desayuno


Michelle come huevos revueltos con espinaca y aguacate por las mañanas. Sus razones son las siguientes:

“La razón por la que prefiero comer huevos al desayuno en vez de avena, tostadas o otro tipos de carbohidratos es porque éstos se convierten en azúcar en el cuerpo.”

Eso sí, es bueno aclarar que no todos los carbohidratos son malos y que Michelle igual podría comer pan integral, es sólo que ella prefiere no hacerlo por la dificultad que tiene al consumir estos alimentos.

“Si como menos carbohidratos tengo menos deseos de consumir azúcar después”.

Ingredientes: 2 huevos, 1/2 aguacate, 1/2 taza de espinaca, 1/4 caldo de verduras, 1 cucharada de aceite de oliva.

Instrucciones: Cocina la espinaca con el caldo de verduras. Cocina cerca de 5 minutos. Bate los huevos. Añade el aceite de oliva a la espinaca y añade los huevos. Mezcla mientras se cocina todo. Pon trozos de aguacate encima.


2. Su almuerzo


Para el almuerzo come quinoa o arroz integral con vegetales.

Me gusta añadir vegetales con sabores dulces para satisfacer mis antojos. Algunos ejemplos son las zanahorias, los pimentones rojos o las batatas o patatas dulces”.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 cebolla picada, 1 zanahoria picada, 2 zucchini picados, 1 pimentón rojo picado, champiñones, 2 dientes de ajo, hierbas frescas, 1 taza de quinoa o arroz integral.

Instrucciones: En una olla grande cocina la quinoa o el arroz. En un sartén cocina los vegetales con el aceite de oliva y los champiñones. Añade el ajo y las hierbas frescas. Junta ambos platos y come inmediatamente.


3. Su cena


Para la cena come salmón con espinaca. Es una buena forma de terminar el día con proteína y vegetales.

Ingredientes: trozo de salmón de 120 gramos, 1 diente de ajo, 1 puñado de espinaca picada, 1 cucharada de aceite de oliva, 2 cebollines, sal y pimienta a gusto.

Instrucciones: Sazonar el salmón con sal y pimienta y por mientras calentar el aceite en un sartén. Cuando el aceite esté caliente se añade el salmón. Cocinar hasta que esté en su punto. Por mientras, hacer la espinaca al vapor. Cocinar el ajo picado con el cebollín y añadirlo sobre la espinaca en un plato cuando esté lista. Añadir el salmón a un lado.

Freitas también comenta que es importante recordar mantenerse hidratado y no beber demasiado café:

“Si mantienes esta forma de alimentación podrás disminuir tu riesgo de padecer de obesidad, hipertensión, presión arterial alta, depresión y diabetes”.

¿Qué te parece a ti?

**Recuerda siempre consultar a tu doctor antes de comenzar un nuevo plan de alimentación.

Puede interesarte