Por Valentina Cerda
17 enero, 2018

Cambió radicalmente su forma de comer.

Si una de tus promesas para este nuevo año fue bajar de peso de una buena vez, pero no puedes dejar el pan y las frituras, entonces te gustará saber esto. Jane Auguste, de 51 años, logró bajar ¡12 tallas! Llegó a consumir 4 mil calorías diarias y no creerás como luce ahora.

Su enemigo más grande: el pan. Consumía 7 rebanadas de pan al desayuno, y para almozar, 3 panes más.

Mercury Press

Tenía una dieta totalmente desbalanceada, que incluía sal y azúcar en exceso, y que la llevó a usar talla 24, algo así como 8XL. Con ello, no sólo empeoraba su estado de salud, sino también su estado emocional. Estaba en un período de negación, por lo que comía sin parar todo cuanto hubiera en el refrigerador. 

Mercury Press

Siempre encontraba una oportunidad para comer más y más: reuniones, cumpleaños o en el trabajo. Se escondía para poder comer, engañándose a sí misma. «Iba a comer en secreto, luego volvía y pretendía que todavía no los había comido para poder comer más». 

Mercury Press

Jane admitió haber sido blanco de burlas ¡toda su vida! La inseguridad en sí misma era tanto, que no le gustaba salir ni socializar porque se sentía avergonzada.

Pero ahora la situación ha cambiado.

Logró bajar ¡12 tallas! Ahora puede salir de compras, lucir la ropa que le gusta, y lo mejor de todo, sentirse bien con ella misma. «Siempre me ha gustado la ropa y ahora puedo disfrutar ir a cualquier parte y comprar cualquier cosa. Es casi como si hubiera estado viviendo la vida que debería haber tenido cuando tenía veinte años».

Mercury Press
Mercury Press

¡Más vale tarde que nunca!

Mercury Press
Mercury Press

Puede interesarte