Por Teresa Donoso
17 agosto, 2015

La clave es realizar los cambios indicados en el momento correcto.

No existe nada más frustrante que intentar tonificar nuestro cuerpo, al mismo tiempo esforzarnos para perder grasa e intentar combinar nuestra dieta y ejercicio con todo eso. Bajar nuestro porcentaje de grasa corporal al mismo tiempo que seguimos manteniéndonos saludables y seguimos comiendo una cantidad adecuada de calorías no siempre es sencillo. Todo tiene su delicado balance, entre no comer de más y no comer de menos, seguir manteniéndonos activas y no sentir que morimos de hambre muchas veces nos quedamos con dudas y preguntándonos: ¿entonces qué puedo comer? Sigue leyendo, porque esto responderá varias dudas.

1. No dejes de comer carbohidratos, pero reemplázalos por sus versiones integrales

3214

@synnevtromborg

Los carbohidratos blancos no son el enemigo, sin embargo provocan que el azúcar en nuestra sangre aumente, generando antojos y ganas de comer alimentos dulces o no tan saludables a diferentes horas del día. Si consumes alimentos integrales (pan, arroz, pastas) notarás que estarás satisfecha por más tiempo y que tendrás más energía.


2. Bebe mucha agua

3212

@jasmine_pz

Si sientes hambre no dudes en comer, sin embargo, sería bueno recordar que a veces nuestro cuerpo cree que está hambriento, cuando la verdad es que sólo tiene sed. Si sientes hambre, pero no has bebido agua en un buen rato, primero toma un vaso de agua para ver qué sucede.


3. No olvides las grasas saludables

3211

@reginef

La palta, los frutos secos, los aceites añadidos a tu ensalada: todas estas son formas de grasa de las que no debes escapar. Hay grasas que nuestro cuerpo necesita para sus funciones básicas y que son esenciales, ya que no las puede fabricar por sí mismo. Así que la próxima vez añade aguacate a tu pan y frutos secos a tu yogurt.


4. Añade trabajos de alta intensidad y pesas a tu rutina

3213

@_f_i_t_c_h_i_c_k

Realizar trabajos de cardio de corta duración y alta intensidad y además añadir un poco de peso a tu rutina te ayudará a generar mayor musculatura, aumentar tu gasto calórica y mantenerte en buen estado.


5. Nunca te saltes el desayuno

3215

@veter91100

Al saltarte el desayuno sólo consigues luego tener aun más hambre y bueno, ya sabes lo que sucede cuando pasas a la cafetería más cercana muriendo de ganas de comer algo: terminas comprando los cafés más grandes, una dona y un pastel por si acaso.


6. Duerme lo suficiente

3210

@sweetdreamsaremadeofmilk

Cuando no dormimos lo suficiente nuestro cuerpo se resiente y además de estar poco atentos y poco alertas solemos sentir la necesidad de comer alimentos más altos en azúcar o mayores cantidades de café, es la forma que tiene nuestro cuerpo de mantenernos despiertos. Para prevenir esto, siempre prefiere dormir lo adecuado según tu edad: para los adultos va entre 7 a 9 horas.

Puede interesarte