Por Teresa Donoso
19 octubre, 2015

Realizar un ejercicio ligero puede ayudarte mucho a la hora de combatir una resaca

Sabemos que moverte es lo último que querrías hacer, pero podría acabar con tu resaca más rápido de lo que crees

Pasaste una noche increíble, la disfrutaste al máximo, comiste todo lo que querías y bebiste mucho… quizás demasiado. El sol de la mañana siguiente te hace imposible ver con claridad y tu cabeza empieza a doler, algo que te recuerda que nada en la vida es sin consecuencias. Pero bueno, como dicen por ahí, lo bailado y lo comido no te lo quita nadie, y aunque es un poco tarde para arrepentirse, estás en el momento junto para remediar esa terrible resaca que tienes.

4736
@julieauxusa

¿Listo? Levántate y toma un vaso de agua, porque lo que necesitas ahora son aproximadamente 45 minutos de ejercicio ligero. Sé que suena terrible, considerando el contexto, pero no tiene que serlo, de hecho, puede ser la cura a lo mal que te sientes en este mismo momento. Según la nutricionista Michelle Blume realizar un ejercicio ligero puede ayudarte mucho a la hora de combatir una resaca, ya que a través de este mecanismo el cuerpo logra deshacerse de las toxinas que se generan en el cuerpo al beber y comer de forma desmedida. Sin embargo, también advierte que debes tener cuidado con la intensidad de tu ejercicio, ya que estás más propenso a estar deshidratado.

4734
@nikerunning

Así que ya sabes: bebe un poco de agua antes de salir, ponte tu ropa de ejercicio más cómoda, escoge un ejercicio que hagas regularmente y realízalo a una intensidad menor. Sea caminar, correr, hacer yoga o levantar pesas, puedo asegurarte que después de esos 45 minutos, un poco de líquido y una ducha caliente te sentirás mucho mejor. Las resacas son lo peor, y aunque la mejor opción sería simplemente intentar beber con moderación, al menos ya sabes que tienes una solución para el terrible día que viene después.

Puede interesarte