Por Camila Cáceres
25 noviembre, 2016

Además de rezarle a todos tus ancestros.

Es verdad que lo sistemas de seguridad de los ascensores modernos son excelentes, pero nadie puede protegerse de la mala suerte y, como dicen, siempre es mejor prevenir. Si te ocurriera – y desde ya tocamos madera porque jamás sea necesario -, puedes seguir los siguientes pasos para aminorar el impacto y quizá salvar tu vida o la de otras personas.

1. Por ningún motivo trates de saltar al momento del impacto

No sólo es casi imposible saltar en caída libre, sino que si lo intentaras, aumentaría el choque del impacto. Los Cazadores de Mitos hicieron un video explicando porqué es la peor de las ideas.


2. Asegúrate de no estar de pie o muy erguido

O tus piernas tendrían que aguantar el golpe de 10 veces tu peso corporal. Otra terrible idea.


3. Échate de espaldas boca arriba en el suelo del ascensor.

Así la fuerza del golpe se repartirá de forma uniforme en todo tu cuerpo. Trata de poner las manos detrás de tu cabeza para proteger tu craneo.


4. Si hay demasiada gente para hacer eso, preocupante de doblar tus rodillas

Siéntate en el suelo con las rodillas dobladas, así el impacto sobre tus articulaciones será menor que si estuvieses vertical. Lo ideal es que aún si no hay mucho espacio trates de extender tu cuerpo lo más posible— no te hagas una bolita con la cabeza en las rodillas. Recuerda: Mientras mayor sea la superficie que cubre tu cuerpo, menos se concentra la fuerza del golpe.

¡Buena suerte!

Puede interesarte