Por Hisashi Tanida
2 agosto, 2017

El estudio siguió a 1344 personas mayores de 18 años desde 1984 hasta el 2013.

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease realizado por la Universidad de California San Diego durante 30 años, las personas adultas que mantienen un consumo de alcohol moderado a alto, son 2 veces menos propensas de desarrollar demencia senil que quienes no beben.

De acuerdo a la UC San Diego, las personas menores de 65 años que beben dos tragos al día, y los mayores de esa edad que consumen alcohol a diario, entran en la categoría de consumidores moderados.

Sin embargo, el estudio recalca que beber no está vinculado con una mejora en la salud, sino que el consumo del alcohol, especialmente el vino, se relaciona con una mejor situación económica y mayor educación, lo que se traduce en personas que fuman menos, con un mejor sistema de salud y menores enfermedades mentales.

Si este post te dio sed, te recomendamos revisar esta maravillosa copa para mejorar la experiencia de tomar vino.

 

Puede interesarte