Por Andrés Cortés
14 junio, 2017

Solo 4 de cada 10,000,000 bebés nacen con esta condición.

Tener un bebé es el sueño de toda pareja que desea formar una familia. Junto a este deseo de dar a luz y que nazca el nuevo integrante del grupo, se espera que el o la pequeña esté sana y salva. Pero la genética muchas veces juega una mala pasada y los inocentes niños nacen con malformaciones genéticas como el de este par de gemelas. Sin embargo, un regalo por su cumpleaños pretende cambiar sus vidas para siempre.

Las pequeñas Erin y Abby Delaney son unas gemelas que nacieron unidas. La condición, llamada”craniopagus parasiticus“, hace que sus cráneos estén compartidos a pesar de que cada una tiene un cuerpo independiente.

Facebook Conjoined Delaney Twins

Las gemelas hace pocos días cumplieron 1 año de vida y el regalo para su cumpleaños fue, de seguro será el mejor de sus vidas.

El Hospital Infantil de Filadelfia, Estados Unidos, llevo a cabo una complicada operación la cual sería la primera para lograr la meta de separar a las niñas y darles una vida normal.

AP

De acuerdo a Daily Mail, los funcionarios informaron que la cirugía fue “cuidadosamente orquestada“, debido a la gran complicación y el alto nivel de profesionales que se requería.

Según detallan, en el pabellón habían al rededor de 30 profesionales que se encontraban al completo servicio de las niñas.

Luego de varias horas, los médicos abandonaron el pabellón y la cirugía fue un éxito.

Sus padres, Heather y Riley nunca se rindieron en la difícil lucha por sus hijas. La pareja se enteró de la condición que padecían sus hijas a las 11 semanas de embarazo, frente a lo cual los padres reaccionaron rápidamente y comenzaron un tratamiento prenatal.

Facebook Conjoined Delaney Twins

Las estadísticas no son positivas para los gemelos que padecen de craniopagus, esta rara malformación que, según las estadísticas de Journal of Clinical Neuroscience, las cuales notifican que solo padecen 4 a 6 bebés de 10,000,000 de nacimientos.

Lo peor es que, del bajo porcentaje que logra nacer, un porcentaje aún más pequeño logra superar las 24 horas de vida. Pero Erin y Abby Delaney son unas gemelas poseen una gran fuerza para luchar y vencer esta complicada malformación.

Te puede interesar