Por Diego Cid
12 abril, 2017

Es una nueva tendencia…

En la actualidad ya es bastante normal hablar de cirugías como la liposucción. Muchas personas han pasado por esta operación, ya que sus resultados son muy efectivos. Para que le pierdas el miedo, considera que su proceso se puede entender de forma simple: se introduce una cánula conectada a una máquina de vacío en la zona del cuerpo deseada a intervenir y se extrae el tejido adiposo. ¡Adiós, grasa!

Pero ahora hay una nueva tendencia que está tomando cada vez más popularidad y es el hacerse esta intervención en la axila. Sí, leíste bien. En la axila.

Es una miniliposucción o un retoque estético mínimamente invasivo, por lo que el tiempo de recuperación suele ser inmediato y casi no deja secuelas. Excepto porque ya no hay una gran cantidad de grasa en el área.

“Cállate, axila”

Imagina que, si bajaste de peso de forma brusca, ahora cuentas con un tratamiento que te puede quitar ese colgajo que te quedó en aquél lugar oculto.

Una gran solución, ¿no? Será nuestro secreto.

¿Te atreverías a someterte a una?

Puede interesarte