La foto de su mano es muy triste. Fue su intento de superar la humillación.

A nadie le gusta que le señalen sus defectos. Es más, sería perfecto si pasaran desapercibidos y no fueran tema de conversación. Sin embargo, muchas veces hay personas que son víctimas de burlas o discriminación por su apariencia física y terminan acomplejándose por completo por su aspecto.

Tal como le sucedió a esta mujer, que pese a tener una enfermedad bastante común, sigue siendo objeto de miradas y comentarios.

Brianna Mazarese, de Oshawa, suele desarrollar cuadros de psoriasis, una enfermedad crónica e inflamatoria de la piel que se manifiesta con manchas rojizas y escamosas y que no impiden para nada las labores cotidianas. Por eso, cuando le aparecen los brotes, ella sigue trabajando sin ningún problema.

Facebook @Brianna Mazarese

Sin embargo, por la apariencia de las manchas, muchos creen que podría ser contagioso e infeccioso y se alarman apenas las ven. Al menos así le pasó recientemente a Brianna en su trabajo, que tras manipular alimentos, alguien le comentó que “la gente con piel enferma no debería trabajar con comida”.

Ella solo sonrió, pero en realidad le dolió. Y fue tanto, que después de llorar con sus amigos cercanos, decidió hacer algo por sus manos para que lucieran más lindas.

Facebook @Brianna Mazarese

Se animó y fue a a hacerse una manicura. “Pensé que como mis manos fueron juzgadas físicamente, las pondría bellas hoy“.

Apenas entró al salón de belleza en el centro de Oshawa, se sintió tranquila. Pero todo se derrumbó cuando empezó su manicura. Si bien había ido a ese lugar para reconfortarse, una clienta le dijo a la persona que estaba tomando sus manos: “deberías usar dos pares de guantes, mira sus manos”.

Aguantó el llanto hasta que terminó su sesión y ni siquiera esperó que su amiga que la acompañaba arreglara sus uñas. Pagó, caminó al auto y lloró durante 20 minutos por la frustración que le produjo tanta ignorancia.

Por eso mismo, decidió contar su historia a través de su cuenta de Facebook, donde escribió que “En lugar de estar llena de odio, me gustaría tomarme un minuto para educar a todos sobre la psoriasis, así tal vez superen la parte física y puedan salvar a alguien más de sentirse tan avergonzado y feo como lo hago yo actualmente”.

Facebook @Brianna Mazarese

Así que explicó que si una célula cutánea normal tarda unas 3 semanas en madurar y desaparecer por descamación, en la psoriasis este proceso dura solo de 3 a 4 días, y por eso aparecen las manchas rojas. Además agregó que “No es contagioso, no te vas a enfermar si interactúas conmigo físicamente, no me estoy muriendo. Sí me pica, y a veces los medicamentos no ayudan, pero mejora bastante durante los meses más cálidos debido al aumento de la vitamina D”.

Finalmente hizo un llamado de atención a todos aquellos que hacen algún tipo de pregunta incómoda y les sugirió educarse antes de cualquier otra cosa, pues “alguien puede terminar llorando en un auto sintiéndose molesto consigo mismo por algo que no puede controlar”.

Puede interesarte