Por Teresa Donoso
15 diciembre, 2018

Para que el día después no te estés lamentando.

¿Cuántas veces hemos dicho que beberemos poco o que no beberemos sólo para terminar haciendo lo contrario? No es culpa de nadie, después de todo, beber de forma social puede ser divertido cuando la compañía es agradable. Sin embargo, muchas veces beber de más tiene un gran impacto en nuestro cuerpo, algo que nos quita horas de nuestra vida al día siguiente (horas que pasas intentando recuperarte) y que, a la larga, nos hace sentirnos más cansados.

Pixabay

¿Qué hacer para seguir bebiendo sin tener que volver a pasar por una resaca? Lee esta guía con atención, porque puede que quieras llevarla a todos lados contigo.

Antes…

1. Decide tu límite

Sé honesto contigo mismo. Si sabes que no puedes mezclar tragos o que 5 o 2 son demasiados vasos para ti, decide beber menos. Si sabes que hay un tipo de trago que no te hace sentir mal o que no se te va a la cabeza con tanta rapidez, entonces escoge ese. La clave aquí es la honestidad y la madurez.


2. Ten en cuenta tus compromisos del siguiente día

Pixabay

Si sabes que al día siguiente tienes un compromiso importante, tienes que trabajar o tienes una junta familiar a la que no puedes faltar planea tu regreso a casa a una hora prudente. Calcula tus horas de sueño con cuidado.


3. Organiza una sesión de ejercicios para el día siguiente

Puede que sea lo último que quieras hacer, pero sudar y moverte un poco, incluso si es media hora, te ayudará a sentir mejor y recuperarte más rápido.

Durante…

1. Bebe agua entremedio

Pixabay

El alcohol tiene un impacto directo sobre nuestras funciones cognitivas y también sobre la hidratación de nuestro cuerpo. Es por eso que entre cada trago, sería bueno que ordenaras un agua mineral. Te ayudará a minimizar la posible resaca y además hará que no te embriagues.


2. Disfruta

Después de todo, saliste no sólo a beber sino que a pasarla bien. Disfruta de la gente a tu alrededor, de los sabores que pruebas, de la música y la conversación. No te centres sólo en beber por beber.


3. Come

Pixabay

Aprovecha de comer mientras bebas, de esta forma evitarás embriagarte demasiado rápido y también disfrutarás más de la velada.

Después…

1. Bebe más agua

Vuelve a beber más agua para prevenir la deshidratación. Un par de vasos serán más que suficientes y si te gusta probar cosas diferentes, también puedes beber agua de coco, ya que posee electrolitos naturales.


2. Come huevos

Pixabay

Si te pasa que después de beber te dan ganas de comer huevos, es probable que sea por esto: los huevos contienen aminoácidos y cistina, dos elementos que ayudan en la regeneración de tu cuerpo y en la eliminación del alcohol bebido. Así que antes de irte a la cama, unas tostadas con huevo son la mejor idea.


3. Duerme bien

Intenta dormir la misma cantidad de horas que dormirías con regularidad, de esta forma, no estarás cansando tu cuerpo más de lo habitual. La idea es disfrutar y salir de la rutina, pero siempre considerar los efectos y la forma en la que quires vivir el día siguiente.

¿Qué te parece? ¿Utilizas algunos de estos trucos?

Puede interesarte