Por César Ruiz
22 febrero, 2016

No existe ninguna evidencia de que este sistema sea más eficaz que el efecto placebo.

La homeopatía, el sistema de medicina alternativo basado en el supuesto de que «lo similar cura lo similar» creada por Samuel Hahnemann y que es considerada una pseudociencia, fue base de un nuevo estudio que confirma lo que ya habían dicho otras instituciones internacionales: sus remedios no son más efectivos que los placebos.

El científico Paul Glasziou, un académico líder en medicina basada en la evidencia de la Universidad de Bond en Australia, publicó en el blog del British Medical Journal que la homeopatía es un «callejón sin salida terapéutica» después de haber hecho una revisión sistemática.

AFP
AFP

Glasziou es presidente de un grupo de trabajo del Consejo Nacional de Investigación en Salud y medicina que se encargó de revisar las pruebas de 176 ensayos de homeopatía para establecer si el tratamiento es válido.

El equipo revisó un total de 57 revisiones sistemáticas, que contienen los 176 estudios individuales. Se centraron en 68 diferentes condiciones de salud que son comúnmente tratadas con homeopatía, y encontró que no existe ninguna evidencia de que este sistema de medicina sea más eficaz que el efecto placebo en cualquiera.

La homeopatía es una medicina alternativa basada en la dilución de una sustancia en el agua. De acuerdo con el National Health Service (NHS): «muchos remedios homeopáticos consisten en sustancias que han sido diluidas muchas veces en agua hasta que no queda ningún o casi ningún rastro de la sustancia original». En otras palabras, nada.

La revisión encontró «ningún efecto discernible convincente más allá del placebo» y concluyó lo siguiente:

«No hay pruebas fiables en la investigación en seres humanos de que la homeopatía es eficaz para el tratamiento de la gama de condiciones de salud consideradas».

Fuente
Fuente

En el blog, el profesor Glasziou afirma que comenzó el análisis con cierta curiosidad de encontrar algo, pero que a lo largo el estudio perdió el interés luego de revisar las evidencias y encontrar que este tratamiento es poco fiable y que no tenía efectos perceptibles más allá del placebo.

«Puedo entender muy bien por qué Samuel Hahnemann no se sintió satisfecho con las prácticas de la medicina del siglo 18, y que eso haya hecho que buscara una alternativa mejor… creo que él estaría muy decepcionado con las continuas fallas de la homeopatía».

En en mismo enfoque, la Organización Mundial de la Salud ha alertado contra el uso de este método alternativo para tratar enfermedades graves. Las comunidades científica y médica la catalogan como farsa o tontería.

Considerada pseudociencia por sus detractores y la panacea por sus defensores, el estudio reciente deja claro que la efectividad de estos tratamientos depende más de la fe que de la ciencia.

Puede interesarte