Por Teresa Donoso
6 abril, 2017

No tengas miedo de bajarte de la trotadora y pasarte a la sala de máquinas.

A la hora de llevar un estilo de vida saludable, comer sano y realizar ejercicio, la gente suele asumir que menos peso siempre significa más salud. Al mismo tiempo, suelen pensar que la única respuesta para mejorar nuestro aspecto físico es realizar incontables horas de ejercicios cardiovasculares y pasarnos la vida entera en la trotadora o bicicleta. Sin embargo, a menudo olvidamos que el peso es sólo un número y que lo que realmente importa es la composición corporal. También solemos pasar por alto el hecho de que desarrollar una musculatura saludable ayuda en muchos aspectos como son, por ejemplo, mejorar el metabolismo, aumentar el gasto calórico y entregar un aspecto más tonificado.

Eso fue lo que descubrió por experiencia propia Claire Maxwell, una enfermera y popular youtuber de 28 años quien sufrió un grave accidente el año pasado que le provocó perder mucho peso. Mientras trabajaba, Maxwell se desmayó y cayó al suelo. Lamentablemente se fracturó la mandíbula y como parte de la recuperación involucraba no poder comer alimentos sólido, la chica terminó perdiendo mucho peso.

@cguentz.gofit

Sin siquiera intentarlo, terminó perdiendo cerca de seis kilos.

Al comienzo no se sentía alarmada pues creía que la baja de peso no la hacía ver poco sana ni nada por el estilo. Sin embargo, después de ver esta fotografía de sí misma se dio cuenta del impacto que esos kilos menos habían tenido en su musculatura y, más específicamente, en sus glúteos:

@cguentz.gofit

Según lo que indica Elite Daily, Maxwell tomó esta fotografía como su inspiración para comenzar a realizar ejercicios y entrenamientos que aumentaran su masa muscular.

“Sabía que tenía que subir de peso, pero no veía el apuro. No sentía que me viera poco sana. No fue hasta que vi esta foto (que fue tomada después del accidente) que pensé ‘Definitivamente ya no tengo trasero’”.

@cguentz.gofit

Una vez que su mandíbula estuvo completamente recuperada Maxwell volvió al gimnasio y comenzó a consumir una dieta alta en calorías y carbohidratos de buena calidad (verduras, frutas, granos integrales, legumbres, entre otros). Además, se dedicó a entrenar sus glúteos con pesos y máquinas un promedio de 4 horas y medias cada semana o el equivalente a 45 minutos seis veces por semana.

La diferencia pronto se hizo notoria:

@cguentz.gofit

Claire subió todos los kilos que había perdido pero de la forma correcta: en masa muscular y no en grasa corporal.

Su entrenamiento prueba que aunque, como sociedad siempre pensamos que en términos de peso menos es más, la verdad es que este no es el caso, al menos no cuando tomas en cuenta la composición corporal. Los números de tu balanza pueden ser un buen indicador, pero hay que recordar que no son el único.

Puede interesarte