Por Valentinne Rudolphy
27 noviembre, 2015

La ensalada tendría posibilidades de ser una enemiga, más que tu aliada.

Está bien, quizás decir que las papas fritas son la mejor opción alimenticia, es una exageración. Pero una investigación reciente indicaría que, después de todo, no son tan malas para tu salud como a veces pensamos. Depende de cada organismo.

El Profesor Eran Segal del Instituto Weizmann de Israel, realizó un estudio para ver qué es lo que  gatilla el alza de azúcar en la sangre. Para ello, reunió un grupo de 800 personas. Estas debían comer los mismos alimentos, mientras se les monitoreaba.

Se midieron principalmente sus niveles de azúcar, como también el contexto de cada persona. Es decir: actividad física, ciclo de sueño y la frecuencia con la que iban al baño.

El resultado fue que, realmente, cada cuerpo reaccionó distinto a la misma dieta. A pesar de tener los mismos alimentos, los patrones que se pensaban encontrar, fueron contrarios. Observaron que no eran necesariamente las frituras y carbohidratos los culpables. No son los únicos responsables del alza de azúcar, pues, de hecho, algunos alimentos considerados como saludables también lo hacían.

“Las grandes diferencias que encontramos en el alza de niveles de azúcar, entre distintas personas que consumieron comidas idénticas, nos devela por qué las dietas alimenticias personalizadas tendrán mayores posibilidades de ayudar a las personas, en el caso de mantenerse saludables, que los consejos alimentarios universales”.

– Eran Segal.

Algunas personas mostraban más azúcar en su sangre al comer sushi en vez de helado, o bananas en vez de galletas, entre otras cosas. Todo depende de cada cuerpo, y cada organismo es un mundo totalmente diferente.

TAP BIO LINK to get my free cookbook eBook! . Thanksgiving breakfast? credit: @cookinglight

A photo posted by Daily Food / Cooking Feed (@foodcookingfeed) on

Por lo mismo, debemos tener cuidado. En muchos casos nos dejamos llevar por estas reglas universales, pero podrían estar arruinando nuestra salud, más que mejorarla. Suena como una gran excusa para comer todas las patatas fritas que quieras, pero – poniéndonos serios – primero deberías hacerte un examen, o consultarle a un médico.

“[El estudio] muestra una necesidad de desarrollar las recomendaciones de dietas personales, que ayudan a prevenir y tratar la obesidad y la diabetes, que están entre las epidemias más severas de la historia humana”.

– Eran Segal. 

Así que ya sabes. Si no vas a hacerte un chequeo, mantén un equilibrio hasta que lo hagas. Quién sabe si tienes la suerte de ser inmune al efecto de algunos de los más deliciosos platos.

Puede interesarte