Por Andrés Cortés
24 abril, 2017

¿Necesitas más razones para comenzar a cultivar ahora?

El ajo es un ingrediente que se puede encontrar en prácticamente cualquier cocina. Su versatilidad para ser adherido a casi cualquier comida y el buen sabor que les da, es una de sus principales cualidades. Además de esto, tiene otras dos características que lo hacen más increíble: múltiples beneficios a la salud y los puedes plantar en tu jardín, así no tendrás que comprar ajo nunca más.

Más ajo = Mejor calidad de vida

“”

Una de las propiedades más importantes del ajo a nivel de salud es su gran aporte vitamínico y las pocas calorías que aporta. El ajo es rico en Magnesio, Vitamina B6, Vitamina C y una cantidad considerable de Selenio, Calcio y Potasio. Y todo esto, con solo 42 calorías por porción.

Fortalece el sistema inmune y tu corazón

El ajo también posee propiedades que mejoran el sistema inmune y ayuda a combatir el resfriado común. Diversos estudios avalan que incorporar el ajo en tu dieta diaria ayuda a reducir un 63% la probabilidad de contagiarte de un resfriado. Otros estudios aseguran que también reduce la posibilidad de tener problemas al corazón, como accidentes cardiovasculares gracias a que el ajo ayuda a reducir el colesterol y el alza de presión.

¿Quieres ajo? Cultívalo tú mismo

Teleflora

Siguiendo estos simples pasos ya no tendrás que volver a comprar ajo. Es sumamente fácil y solo tienes que seguir estos pasos:

-Rompe un bulbo de ajos y sepáralos. Una vez separados, entiérralos en tierra de hoja húmeda.

-Asegúrate de que el lado puntiagudo de la cabeza del ajo debe estar hacia arriba

-Preocúpate de regarlo constantemente, pero tampoco lo ahogues con exceso de agua.

-Corta las posibles flores que aparezcan para preservar el sabor de tu ajo.

-Una vez que el ajo tiene unas 5 o 6 hojas, está listo para ser consumido.

¡Y listo! Ya puedes consumir ajo en todas tus comidas y beneficiarte de todas sus facultades.