Por Ghalia Naim
8 agosto, 2017

Y fue más simple de lo que imaginas.

Tener los pechos grandes es el sueño de muchas chicas, sin embargo, para algunas es una verdadera pesadilla. Mel Cech de Reino Unido tenía las mamas tan grandes que no podía llevar una vida normal. Hacer ejercicio era una odisea, comprar ropa demasiado complicado y por si fuera poco, comenzó a sufrir problemas en la columna, producto del peso.

Mel ya estaba lista para hacerse una cirugía de reducción mamaria, cuando su vida dio un giro inesperado.

Mientras se preparaba para la operación bajando de peso con una estricta dieta y rutina de ejercicio se encontró con un entrenador que la hizo cambiar todos sus planes. Le aseguró que no era necesaria una intervención de ese tipo y que siguiendo un buen ritmo de vida Fitness podría perder las tallas de brasier que tanto deseaba y así fue.

#proud

A post shared by Mel Cech (@melcechfit) on

Tras siete años de constante ejercicio y sana alimentación, Mel logró reducir sus medidas y obtener un busto pequeño que siempre deseó.

“Estaba en lista de espera para reducir mi busto y así poder lidiar con el reumatismo y la artritis producto del peso, no fueron buenos tiempos para mí”.

Aquí una foto de antes y después.

Instagram

El cambio de Mel se convirtió en un ejemplo para muchos y finalmente decidió convertirse en entrenadora Fitness.

“No sabía que haría después pero me vi siendo entrenadora personal y me lancé. Los cambios no ocurren de una noche para otra, han sido siete años, pero evitar la cirugía fue la mejor decisión”.

Te puede interesar