Por Kat Gallardo
6 marzo, 2018

Desde bajo peso de tu bebé hasta defectos de nacimiento.

Los nuevos datos del CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades) de Estados Unidos, sugieren un problema que nos parece increíble imaginar. Diversos estudios sugieren que las mujeres que fuman estando embarazadas son más comunes de lo que pensamos, con el riesgo que eso trae consigo.

Según el estudio, el 7,2% de las mujeres que dieron a luz en 2016 -algo así como más de 1 en 14 – fumaron durante su embarazo.

Las mujeres embarazadas de entre 20 y 24 años fumaban más (10,7%), seguidas de las mujeres de 15 a 19 años (8,5%) y de 25 a 29 (8,2%) en Estados Unidos.

USA Today

El Dr. Minkin del CDC, afirma: “El consumo de tabaco durante el embarazo se ha relacionado con una serie de resultados negativos en bebés y niños, incluido el bajo peso al nacer, el parto prematuro y varios defectos de nacimiento”.

¿Qué más deberían saber las mujeres sobre fumar durante el embarazo?

Por ejemplo, las mujeres embarazadas que fuman tienen un riesgo sustancialmente mayor de cargar bebés que son pequeños para su edad gestacional (fumar contrae los vasos sanguíneos que suministran oxígeno al feto).

Las mujeres embarazadas que fuman también tienen un riesgo significativamente mayor de nacimientos prematuros, un mayor riesgo de que sus bebés mueran de SMSL y un mayor riesgo de una afección llamada desprendimiento de la placenta, donde la placenta simplemente se desprende de la pared del útero, por lo que el suministro de oxígeno del bebé se detiene.

USA Today

Pero, qué pasa si una mujer fumadora habitual queda embarazada? ¿Existe una forma segura de dejar de fumar además de pasar por alto lo que puede ser difícil para algunas personas?

“Cuando se trata de la sustitución de la nicotina, simplemente no lo sabemos. Hay algunos datos que dicen que es la nicotina (no el humo, etc.) la que causa estos problemas, y algunas personas dicen que la goma de mascar o las pastillas son mejores porque no hay No es la exposición crónica todo el tiempo a la nicotina, pero realmente no se sabe con certeza”, dijo el Dr. Minkin.

“Entonces, lo que siempre sugiero es que es ideal no fumar durante el embarazo, o al menos tratar de reducir al más mínimo consumo que se pueda manejar”, concluyó.

Puede interesarte