Por Hugo Moreno
18 agosto, 2014

Cuando escuchas música, múltiples areas de tu cerebro se vuelven ocupadas y activas. Pero cuando tocas un instrumento, la actividad se vuelve más como «un entrenamiento» para todo tu cerebro y cuerpo. ¿Qué es lo que pasa?

Anita Collins explica en este video los «fuegos artificiales» que se encienden en los cerebros de los músicos cuando tocan, y examina algunos de los efectos positivos de largo plazo del entrenamiento mental.

httpv://youtu.be/hpc3r4ZM7Vk

Original

Puede interesarte