Por Diego Cid
12 Mayo, 2017

“Cepillé mis dientes también, por primera vez en una semana. Mis encías sangraron”.

Si alguna vez has sufrido de depresión, sabes que puede ser muy difícil de entender para las personas que no la están experimentando. No pueden entender que estás lidiando con un gran pesar y muchas veces piensan que se puede reducir a un simple “Siéntete bien”. Es probable que también te sugieran salir a hacer algún tipo de actividad o ejercicio… como si fuera muy fácil.

Según las Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 350 millones de personas sufren de depresión alrededor del mundo, siendo una de las enfermedades más difíciles de controlar en estos tiempos.

El problema es que el tema seguirá siendo difícil de tratar mientras exista mucho tabú y no se enseñe de manera apropiada a las personas que nunca han tenido que vivir un período así.

Justamente para enfrentar esa ignorancia y enseñar una pequeña parte de lo que es vivir así, Katelyn Marie Todd, una mujer con depresión, decidió compartir su experiencia en una publicación de Facebook.

Aunque, de todas formas, mantiene bastante hermetismo acerca de su vida personal.

I brushed my hair today. For the first time in 4 weeks. It was matted and twisted together. It snapped and tore with…

Posted by Katelyn Marie Todd on Saturday, May 6, 2017

“Me cepillé el pelo hoy. Por primera vez en 4 semanas. Estaba todo enredado y percudido. Lo partí con cada uno de los tirones. Lloré mientras lo lavaba y acondicionaba, porque olvidé lo que se sentía deslizar mis dedos en él. Cepillé mis dientes también, por primera vez en una semana. Mis encías sangraron. My agua corría roja. Lloré sobre ella, además. Cuando salí de la ducha, no podía para de oler mi cabello y mis brazos. Había evitado abrazar gente por un rato, porque nunca huelo bien. Siempre huelo como si hubiese estado en cama por una semana. No tengo ropa limpia, porque estoy muy cansada y triste para lavarlas.

La depresión no es hermosa. Es mala higiene, platos sucios y un cuerpo adolorido por dormir tanto. La depresión es tener 3 amigos que sólo están cerca porque tienen la paciencia y el amor de un santo. Es llorar hasta que no tienes más lágrimas, sólo sequedad y sollozar hasta que tienes que luchar por tu próximo aliento. Es mirar al techo hasta que tus ojos ardan porque se te ha olvidado pestañear. Es hacer que tu familia llore porque ellos piensan que ya no los amas porque estás distante y distraída. Es somática así como emocional, un vacío que puedes sentir físicamente.

Por favor, sé suave con tus amigos y familiares que tienen problemas consiguiendo la energía para levantarse y limpiar, salir o cuidarse a sí mismo. Por favor, por favor tómalos en serio si te hablan acerca de eso. Estamos tratando. Juro que lo estamos intentando. ¿Ves? Hoy cepillé mi cabello”.

¿Qué te parece su experiencia? Si conoces a alguien pasando por esto, tenle paciencia y recuerda que nunca está de más tender una mano.

Te puede interesar