Colaboración por Daniela Pérez
Venezolana. Ciudadana del mundo. Pasión por la lectura directamente proporcional a la pasión por la escritura. Amante de los animales, viajes y libros. Laberinto de Serendipias

Podría ser incluso más fácil de lo que parece.

En los últimos tiempos hemos sido prácticamente bombardeados, mediante las redes sociales, sobre el fenómeno “fitness”. Millones de personas dedicadas a este estilo de vida; montones de fotografías de cuerpos musculosos, rutinas arduas de ejercicio, dietas con alimentos que, en la mayoría de nuestros países de América del Sur, son algo costosos. Algunas personas lo hacen por verdadera inspiración, y otras simplemente porque se ha convertido en el “boom” del momento.

fitness3

@Marga

Pero no. No es necesario ser “fitness” para tener un estilo de vida saludable. Nuestra alimentación y nivel de actividad física están íntimamente relacionados con la mayoría de las enfermedades no transmisibles, como enfermedades cardiovasculares o la diabetes. Un correcto equilibrio entre estos dos aspectos fundamentales, sumado a otros aspectos de nuestro día a día, podría reducir significativamente el riesgo de padecer alguna de estas enfermedades.

Diferentes organizaciones científicas coinciden en que los cinco hábitos de un estilo de vida saludable son: no fumar, consumo moderado de alcohol, bajos niveles de estrés, dieta saludable y actividad física de moderada a intensa. A pesar de que estas son medidas, en principio, sencillas y económicas, se estima que solo el 3% de la población practica 4 de estos hábitos en conjunto. ¿Preocupante, verdad?. Si estás dentro de ese 97% de personas que no practican estos hábitos, no hay de qué preocuparse. Tener un estilo de vida saludable podría ser más fácil de lo que parece.

1. Bebe agua, mucha agua

El  60% de nuestro cuerpo es agua. Eso nos da una idea de lo importante que es para el funcionamiento adecuado de nuestro organismo. Comienza por sustituir las bebidas en las comidas por agua. En menos de nada notarás que se hace un hábito. Se recomienda por lo menos menos 1,5 litros de agua al día para mantenernos bien hidratados.

fitness5

@Byro

2. ¡Reduce radicalmente las frituras!

Nuestro organismo debe trabajar demasiado para obtener energía de las grasas. Y lo que se somete a sobrecarga de trabajo, rápido envejece. Sustituye las cosas que solías comer fritas, por asadas. Descubrirás que a veces el sabor de las comidas se ve opacado por el sabor de la grasa quemada.


3. Come muchas frutas y vegetales

Es de las pocas cosas que puedes comer en grandes cantidades sin sentirte culpable. Acompaña siempre las comidas principales con alguna ensalada sin mayonesa. Puedes sustituir los desayunos y meriendas hipercalóricos o muy dulces con ensaladas de frutas. En internet encontrarás mil opciones de batidos para jugos naturales nutritivos. Estos alimentos son de un gran aporte nutricional y representan innumerables beneficios para nuestra salud, además de ser económicos en su mayoría.

fitness4

@Elive

4. No es necesario pagar por un gimnasio para hacer ejercicio

Con la rutina que llevamos hombres y mujeres hoy en día, poco tiempo podemos tomar para ejercitarnos. La mayoría de las personas no tiene idea de los múltiples beneficios de la actividad física para nuestra salud. Para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, expertos recomiendan actividad física de moderada a intensa: de 30 a 60 minutos de actividad física diaria por al menos 5 días a la semana. Si no tienes disponibilidad de tiempo y dinero para pagar por un entrenador personal o un gimnasio, puedes comenzar trotando o caminando 30 minutos diarios, antes de salir a trabajar o al final de la tarde. Los beneficios se harán notar en poco tiempo. ¡Sentirás que tienes más energía y estarás de mejor humor!

fitness2

@Prime

5. Todo en exceso es malo

El estrés en exceso es malo, el alcohol en exceso es malo, fumar, aunque sea un cigarrillo al día, es muy dañino para nuestra salud. Aplica sencillas técnicas de relajación como la respiración o la meditación. Sustituye las bebidas alcohólicas que acostumbras consumir por el vino en el almuerzo. Si eres fumador consulta al médico. Seguramente tendrá mil opciones para darte y ayudarte a abandonar ese perjudicial hábito.

Nuestro cuerpo es el planeta de nuestra alma. Es el único lugar que tenemos para vivir. Con pequeños grandes cambios obtendrás resultados positivos.

¡Nunca es tarde para comenzar a cuidarnos!