Por Augusto Catoia
9 marzo, 2018

¿Sabías que puedes estar enfermo por no sentir miedo? ¿O que puedes tener una enfermedad por hablar con un acento de otro lugar?

Cuando pensamos en la naturaleza, generalmente vienen a nuestras cabezas imágenes de pajaritos, árboles, peces, mar… Pero, en el fondo, todos sabemos que la naturaleza no se trata únicamente de eso. Que, además de eso, también son parte de la naturaleza cosas con malas consecuencias, como los terremotos, las mordidas de tiburones o el cáncer.

Pero lo que no sabías es que el abanico de enfermedades que puedes contraer en este mundo es mucho más vasto de lo que crees… Estos son algunos ejemplos de ese amplio «menú».

1. Fibrodisplasia.

Wikipedia Commons

Esta grave enfermedad genética consiste en la «huesificación» de músculos, tendones y ligamentos. Esta imagen, por ejemplo, muestra huesos en lugares donde antes había músculos – justamente porque los músculos se «huesificaron».


2. Síndrome de Ehlers-Danlos.

Wikipedia Commons Piotr Dołżonek

Esta enfermedad interrumpe la síntesis de colágeno en el cuerpo, lo que lleva a la fragilidad de vasos sanguíneos, superflexibilidad de los ligamentos, dislocaciones, deformación de tejidos… En el fondo, serias consecuencias para sus huesos y sus vasos sanguíneos.


3. Encefalitis letárgica.

AKG Images

Este mal es caracterizado por una fiebre alta, dolores de garganta, debilidad muscular, temblores y una propensión a dormir profundamente a cualquier momento.


4. Urticaria por frío.

Instagram @stressinabox

Es una enfermedad heredada o adquirida que está caracterizada por reacciones al frío con intensas comezones. Debe ser un verdadero castigo tener ese problema y vivir en un país frío, como Islandia.


5. Xerodermia.

East News

Si tienes esta enfermedad, básicamente eres como un Drácula porque no puedes acceder a la luz del sol sin sufrir graves consecuencias. Tus ojos están en peligro y, además, corres riesgo de sufrir consecuencias oncológicas como tumores.


6. Síndrome de acento extranjero.

gpointstudio

Se dice que esta enfermedad tendría su origen en traumas a la cabeza, tumores cerebrales o derrames. El afectado todavía puede comunicarse con su lengua nativa, pero su pronuncia cambia tanto que los demás pensarán que la persona viene de otro lugar. No es una enfermedad que traiga serias consecuencias, pero se han constatado personas que se han sentido como foráneas en su propia tierra.


7. Hipertricosis.

East News

Esta no requiere de demasiada explicación. También conocida como «síndrome del hombre lobo», la hipertricosis causa el crecimiento de vello en lugares inusuales del cuerpo. Lamentablemente, es un problema que no puede ser tratado.


8. Argiria.

James Devaney

Es una enfermedad causada por la absorción excesiva de sales de plata, a través de la exposición industrial o simple ingesta excesiva, que hacen con que tu piel adquiera un color grisáceo.


9. Síndrome de la cabeza explosiva.

Harveysart – depositphotos.com

Es un problema que puede suponer una verdadera tortura para tu cabeza, ya que hace con que el afectado escuche ruidos intensísimos y explosivos.


10. Trimetilaminuria

Avemario – depositphotos.com

También conocido como «síndrome del olor a pescado», hace con que la persona afectada exhale un fuerte olor a pescado. Y lo peor de todo es que difícilmente el afectado sentirá el olor, mientras que las personas a su alrededor sí lo sentirán… y con fuerza.


11. Síndrome de Stendhal.

Medusa Produzione

Es un desorden psicológico que presenta síntomas como rápidos latidos cardíacos, mareos, fatiga, confusión, alucinaciones… cuando el afectado ve algo de gran importancia personal, como obras de arte, la belleza de la naturaleza, entre otras cosas.


12. Enfermedad de Urbach—Wiethe.

Vova130555 – depositphotos.com

La persona afectada por este mal no tiene amígdala en su cerebro, por lo que es incapaz de sentir miedo. Y esto puede tener consecuencias, ya que el miedo puede ser una barrera que impide a los humanos de realizar actos excesivamente peligrosos.

¿Cuál de estos males será el peor? ¿Y cuál será el «menos terrible»?

Puede interesarte