Por Teresa Donoso
29 diciembre, 2015

Acabo de descubrir que tendré que cambiar varios hábitos alimenticios si quiero tener un 2016 más saludable. ¿Te pasará lo mismo a ti?

¿Cuántas veces no hemos escuchado que un alimento se ha puesto de moda por sus supuestas súper propiedades nutricionales? Creo que la respuesta es cientos de veces. De la nada un alimento que parecía bastante regular se vuelve especial ante los ojos de todas aquellas personas que intentan siempre comer sano y no hay nada que pueda detener los deseos de consumirlo por sobre todas las cosas. Pero ¿serán tan saludables estos alimentos? Un grupo de nutricionistas ha decidido darnos una respuesta concreta al respecto.

1. Yogurt

Para Brian Tanzer, nutricionista, el yogurt en sí mismo no es el problema, sino el tipo de yogurt que consumimos a diario:

“Gran parte de los yogurt que encuentras en el supermercado se parecen más a un postre que a un snack saludable, ya que no contienen los componentes que un yogurt debería tener. En vez de eso, es mejor consumir yogurt griego, la variedad sin sabor y con grasa”.


2. Granola

Para Mitzi Dulan, nutricionista de los Kansas City Royals, la granola es como una gran trampa llena de azúcar y aceite:

“La razón por la que sabe tan bien es porque es un alimento muy calórico y alto en grasas, debido al aceite que se le añade. Además, contiene mucha azúcar, por lo que si quieres mantenerte saludable, sólo deberías comer cantidades mínimas de este alimento”.

Otra opción sería hacer granola casera, porque de esa forma sabrás exactamente qué es lo que le estás poniendo.


3. Jugos de frutas

We've now introduced smoothies, juices and frappes; the perfect summer refreshments! #smoothies #fruitjuice #sydneycafes #instafoodie #thesweetspot

A photo posted by The Sweet Spot Patisserie (@thesweetspotpatisserie) on

Las frutas son un alimento increíble, sin embargo, cuando en vez de comerlas prefieres consumir jugos de frutas, y no la variedad natural sino la que encuentras en el supermercado, estás en problemas. Eso es lo que cree Vanessa Chamberlin, para quien los jugos son vistos como saludables aunque no siempre lo son:

“Tienen un alto contenido de azúcar, pero eso no sería un problema si además tuviesen la fibra de la fruta”.

Así es, porque en estas versiones de jugos de frutas, usualmente la pulpa es dejada fuera, algo que hace imposible que te sientas satisfecho o que incorpores en tu dieta las vitaminas y minerales que tanto necesitas.


4. Agua de coco

El agua de coco es increíble, eso, si es que realmente la acabas de sacar de un coco. Su alto contenido de electrolitos naturales la convierte en un elixir contra la resaca, ya que hidrata de forma profunda tu cuerpo. El problema, para Chikako Mizokami, nutricionista e instructora de yoga, es que la versión que compramos en las tiendas usualmente está pasteurizada y por lo tanto, todos sus componentes activos han muerto en el proceso.


5. Aceite de coco

今日の購入品 #ココナッツオイル #coconutoil #oil #オーガニック #organic

A photo posted by – hapi – (@ha__pi) on

Otro producto a base de coco que se ha vuelto muy popular tanto en nutrición como en belleza en los últimos años. Muchos dicen que es el alimento que todos debemos consumir, sin embargo, Sarah-Jane Bedwell, nutricionista, asegura que la grasa del aceite de coco no es muy diferente de otras grasas saturadas. Si bien muchas personas aseguran que la grasa del coco es diferente al ser grasas de cadena media, es decir, que son beneficiosas para el cuerpo, Bewell asegura que no existen investigaciones significativas que puedan probarlo. Ella recomienda preferir el aceite de canola, el cual parece ser el aceite con menor contenido de grasa saturada.


6. Néctar de agave

El néctar de agave se ha popularizado en los últimos años por ser una opción apta para veganos (en comparación a la miel de abeja) y también por contener un bajo índice glicémico a diferencia de otros tipos de miel.

Sin embargo, Allison Enke cree que aunque este alimento es usualmente recomendado para diabéticos debido a su ya mencionado bajo índice glicémico (o, en otras palabras, que hace que el cuerpo no lo convierta inmediatamente en azúcar), en el fondo es un endulzante como cualquier otro. Para ella es mejor consumirlo con moderación.


7. Hamburguesas vegetales

Probando nuestra nueva burguer casera de quinoa y verduras #eatclean #healthy #quinoa #veggieburguer #granjapetitbo

A photo posted by Granja Petitbo (@granjapetitbo) on

Si eres de los que prefiere comer hamburguesas vegetales pero nunca las cocina en casa y prefiere siempre comprarlas en el supermercado, puede que quieras cambiar tu hábito. 

Según Claire Shorenstein, de poco sirve escoger la versión ‘vegetal’ sólo por querer ser más saludable. De hecho, gran parte de las opciones que venden en el supermercado o las tiendas son muy procesadas. Lo mejor sería hacerlas en casa o simplemente quedarte con la opción tradicional.

¿Comías algunos de los alimentos en esta lista? Lo que es yo, me declaro culpable de haberlos consumido todos al menos una vez. Creo que se vienen interesantes cambios para el 2016.

Puede interesarte