Por Francisco Armanet
12 diciembre, 2017

El cáncer a la piel le dejó horrorosas consecuencias.
ADVERTENCIA: IMÁGENES PUEDEN HERIR A PERSONAS SENSIBLES

Encontrar el equilibrio entre lo saludable y placentero no es tarea fácil. Al final del día, uno viene a este mundo a disfrutar y ser feliz, sin embargo, alcanzar dicha meta es imposible si es que no se procura cuidar tanto la mente como el cuerpo. Y eso aplica para todo orden de cosas; la alimentación, los excesos, el sedentarismo y, por supuesto, la vanidad. Aunque sentirse cómodo y satisfecho con nuestro cuerpo es parte fundamental a la hora de encontrar el bienestar, a veces no nos damos cuenta y estiramos el elástico mucho más de lo que puede soportar. El ejemplo más claro podrían ser las cirugías plásticas y los daños que varias de ellas producen en el organismo. Sin embargo, hay una práctica muchísimo más cotidiana y aparentemente inofensiva, pero que conlleva graves riesgos para la salud. Hablamos de la exposición a los rayos ultravioleta. 

Tawny Dzierzek, una chica común y corriente, pasó varios años bronceándose tanto en sesiones de solarium como exponiéndose directamente a la luz del sol. Al igual que muchos de nosotros, jamás imaginó que el hábito le haría pasar por los momentos más difíciles de su vida.

Así lucía la mujer a los 21 años.

Tawny Dzierzek / Facebook

Tawny era igual que sus compañeras de universidad. Estudiaba, salía a divertirse y, como un montón de otras personas, le gustaba estar bronceada.

Pero fue eso lo que, desagraciadamente, terminaría jugándole una muy mala pasada. Tanto así que la chica desarrolló un grave cáncer a la piel.

Tawny Dzierzek / Facebook

Y, como todo tipo de cáncer, las consecuencias fueron devastadoras.

Apenas había cumplido 22 años y ya tenía que pasar varios días al mes hospitalizada para recibir tratamiento. Los doctores le aplicaban distintas técnicas dermatológicas que incluían nitrógeno líquido para congelar los tumores. Su cuerpo pagó las consecuencias, pero la zona que se llevó la peor parte fue, por lejos, su rostro.

Mira las fuertes imágenes que la misma Tawny compartió en su cuenta de Facebook durante el proceso. Todo a fin de concientizar acerca de los gravísimos riesgos a los que uno se expone cuando toma sol.

Tawny Dzierzek / Facebook

Estas fueron las terribles consecuencias que vivió. En el post de Facebook explicó los riesgos.

«Si alguien necesita un poco de motivación para no recostarse en una cama de bronceado o ante el sol, ¡aquí la tienen! Así es cómo un tratamiento para el cáncer de la piel luce. Usen bloqueador y consigan un auto-bronceante. Sólo tienes una piel y debes cuidarla».

-Tawny Dzierzek en Facebook-  

Además, compartió fotos de su espalda y otras zonas del cuerpo.

Tawny Dzierzek / Facebook

Las fotografías hablan por sí solas.

Tawny Dzierzek

Afortunadamente, luego de un largo y doloroso tratamiento, Tawny Dzierzek logró comenzar a recuperarse.

Sus heridas disminuyeron…

Tawny Dzierzek / Facebook

Pero fue gracias a la inmensa fortuna que tuvo de sobrevivir, que ella misma se ha encargado de transmitir el mensaje a modo de prevención.

Nunca, bajo ninguna circunstancia, dejes de usar protector solar.

Tu vida depende de ello…

Puede interesarte